Mi prima Maribel y yo: Dos primos por el mundo. Encuentros y despedidas, y la pasión olvidada

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Print this pageEmail this to someoneDigg thisPin on PinterestShare on TumblrShare on StumbleUpon

ENSAYO
José Álvarez-Cornett
(@chegoyo en Twitter)
CARACAS (Chegoyo.com)
14/Marzo/2015

Una primera versión de este trabajo fue publicada,
en el año 2012, en mi Storify. Ahora se
 publica aquí nuevamente, editado y con otras fotos
que anteriormente no fueron incluidas, para celebrar
que hoy, 14 de marzo del 2015, sería el día de
cumpleaños de mi prima Maribel,
a quien recuerdo con mucho cariño.

P1020253

Deceso

El sábado, 6 de octubre del 2012, a las 2:00 pm, en el Hospital Militar de Caracas, falleció mi querida prima Maribel Alicia Cornett Pabón de Luck víctima de un cáncer muy maluco llamado Linistis Plastica, un carcinoma difuso no diferenciado del estómago.

Murió muy cerca de la Urbanización Artigas, la urbanización que nos vio crecer.

Artigas mapa

Mapa de la Urbanización Artigas

Artigas

Mi prima Maribel tenía mi misma edad, ella había nacido dos días antes de que yo viniera a este mundo, y durante mi niñez, y por varios años, fuimos además vecinos en Artigas.

Yo vivía en una casa ubicada en una de las esquinas de la Av. José Angel Lamas con la Avenida 1 (que en ese entonces se llamaba la Avenida Principal de Artigas), en la casa No. 59, Quinta “Mi Cachita”, y mi prima Maribel vivía, junto con sus padres y hermanas, en la Calle M a menos de dos cuadras de mi casa.

En los años sesenta, Artigas era una urbanización muy tranquila. Hoy en día, está  “tallerizada” (las casas convertidas en talleres de reparación), derruida, con sus árboles ausentes y con los jardínes de las casas hechos cemento.

Mi memoria de los tiempos de mi niñez es un poco mala. Tengo varias imágenes difusas y fugases de ambos corriendo de arriba a abajo, pero eso todo. Afortunadamente, quedan un par de fotos de la época. Ella me decía que competíamos por quien iba al baño a orinar más rápido. Yo, la verdad, no me acuerdo de eso.

Maribel y Chegoyo Jose

La prima Maribel y yo

Linda Maribel y Chegoyo

En la foto, las dos hermanas de Maribel, a la derecha, arriba Linda (la mayor) y abajo Luz Karim (la menor), y, a la izquierda de ella, el niño Franklin Urbina. En la segunda fila, desde la izquierda, Maribel y yo.

Tiempo después, Maribel se mudó al este de Caracas, y los contactos entre nosotros fueron cada vez menos frecuentes. Si recuerdo haberla visto varias veces con su uniforme marrón con rayas del Colegio Teresiano de la Castellana y, de vez, en cuando conversábamos por teléfono.

Ella en Francia (Dijon), y yo en Inglaterra (Bournemouth)

Dijon

Varios años después, mientras yo empezaba mis estudios de Física en la Universidad Central de Venezuela, la prima Maribel puso más distancia entre nosotros. Acompañando a su mamá y hermanas, se fue a Dijon, en la región de Borgoña, en Francia. Allí Maribel se vio obligada a tomar el último año del bachillerato francés, aunque ya se había graduado de bachiller en el Colegio Teresiano. Viviendo en Francia comenzó su pasión por el francés, la cultura francesa y por los quesos. En Dijon entró a una escuela superior técnica relacionada con el estudio y la fabricación de productos lácteos.

En julio 1977, yo me retire por un tiempo de los estudios de la carrera de Física (solo un semestre, pero en la práctica terminó siendo como si hubieran sido dos semestres, ya que a mi regreso no tome las carga de créditos completa sino una sola materia) y me fui a Bournemouth, Dorset, Inglaterra a estudiar inglés. Mi prima Maribel seguía en Francia.

Luego, cuando viaje por Europa no tuve tiempo de ir a Dijon, iba con un amigo cuyo interés era Italia, la Toscana (Pistoya, el Abetone, y Florencia) y su novia italiana. En ese viaje solo hubo tiempo para una corta parada de dos noches en París–mi única vez en París– en la ruta hacia la Toscana, así que no vi a Maribel en Francia.

Mi estadía en Europa fue de solo siete meses. Maribel continuo estudiando en Francia y recuerdo que a su regreso a Caracas se trajo dos hermosos perros afganos de color marrón pelirrojo. Unas bellezas de animales. Pero Maribel, no duro mucho tiempo en Venezuela.

De pronto supe que ella se había ido de nuevo, yo estaba por graduarme, y Maribel estaba ahora en South Carolina, Estados Unidos, estudiando (1981-1985) en Clemson University, en donde obtuvo el Bachelor of Science en Dairy Science (Ciencias Lácteas). La prima Maribel continuaba su sueño de perfeccionarse en el arte de hacer quesos.

En 1982, yo también me fui a los Estados Unidos, pero a Berkeley, California. Así que nuestra comunicación continuaba siendo telefónica. Maribel y yo perdimos contacto por varios años, pero nunca el cariño muto. En 1986, yo trabajaba para Maraven S. A., una filial de PDVSA, en exploración petrolera y pasaba mis días en Maracaibo y, en lugares, como Mene Grande, Ceuta, y Tomoporo y, al tiempo, supe que Maribel se había mudado ahora a Mississippi State University, y que estaba haciendo una Maestría en Dairy Science.

Google Books lista su trabajo de tesis de maestría: Categorization of Raw Milk with Regard to Quality of Cheddar Cheese, Mississippi State University, Department of Dairy Science, 1989.

Cambio de rumbo

Maribel desea continuar los estudios para su PhD, pero las circunstancias de la vida, y el inicio de su propia familia la hizo cambiar de rumbo, y, entonces, realizó un salto hacia la Escuela de Educación en Mississippi State University con el objeto de certificarse para dar clases de idiomas (obtuvo una Maestría en Educación más la posterior certificación). Y así estuvo la prima Maribel entre 1989 y 1994 estudiando en Mississippi State. Por cierto tiempo, ella también dio clases en una universidad para mujeres (MUW).

Maribel y esposo 001

En Mississippi, conoció a Rogelio Luck, un ingeniero mecánico de origen panameño y de padres chinos, profesor en Mississippi State University con quien posteriormente se casó, y aquí comenzaron otras coincidencias en nuestras vidas, ya que yo en 1992 me había ido a vivir a China, regresando a Caracas en 1995,y mi pareja también era china, por lo que surgió un nuevo tema de conversación entre nosotros, y como siempre por teléfono. Casi nunca coincidíamos en un mismo lugar, e incluso cuando venía de visita a Caracas, nuestros encuentros, salvo en un par de ocasiones, siempre eran amenas conversaciones telefónicas. Pero lejos de sentirnos distantes, erámos y somos, muy cercanos en espíritu, ahora más que ella despegó y es pura energía

Encuentros en Caracas

2009
El año 2009 fue una excepción, logramos coincidir en varias ocasiones durante la visita que Maribel hizo a Caracas en ese año. Estuvimos juntos en la visita a la querida Tía Tarsicia (QEPD) que estaba hospitalizada en una clínica, y luego coincidimos en una fiesta de familia, y durante la fiesta, nos propusimos que tendríamos un encuentro, no por teléfono, sino alrededor de una buena mesa, donde yo cocinaría para ella. Lo hice, y ella quedó encantada.

P1020185

Desde la derecha, Linda (hermana mayor de Maribel), la Dra. Nancy Lira Cornett, y la prima Maribel.

La clínica se tornó en un reencuentro entre primos. Arriba, empezando por la derecha, Linda (la hermana mayor de Maribel), la Dra. Nancy Lira Cornett, una querida prima, hija de Tia Tarcisia, y Maribel quien tenía 30 años sin ver ni a Nancy ni a la Dra. Magally Lira Cornett (médico y hermana de Nancy) quien estaba presente en la clínica aunque no aparece en la foto de arriba, sino en esta otra abajo.

P1020199

Maribel y Magally

Cosas del destino, Magally acompañaría a Maribel en sus últimos días y horas. Pero ese día, en el 2009, celebramos el encuentro entre primos que teníamos mucho tiempo sin vernos cara a cara, aunque, claro, la alegría del momento estaba teñida de preocupación por la salud de nuestra Tía Tarsia, como cariñosamente la llamábamos a ella en la familia.

El almuerzo: Sopa de guayaba

Tal y como lo habíamos acordado en la fiesta, Maribel vino a comer en mi casa, y disfrutamos mucho, yo, muy feliz, cocinando para ella, los dos mirando fotos viejas y conversando sobre tiempos pretéritos. Este almuerzo es ya parte del pasado, pero quedaron algunas fotos y video clips.

http://revistacocinayvino.blogspot.com/2011/04/sopa-de-guayaba-receta-del-dia.html

Leopoldo Otero Black

Leopoldo Otero Cornett

2010 
En el 2010 también fue un año diferente. Maribel estaba en Caracas cuando falleció nuestro primo Leopoldo Otero Cornett y juntos asistimos al funeral, y luego la acompañé a hacer varias diligencias por la ciudad, y terminamos teniendo un almuerzo –casi cena– en la “taguara china” de los Palos Grandes, que como se sabe es el único sitio en Caracas en donde para la época se podía comer comida china norteña–es vox populi que la comida china en Caracas es la china cantonesa (pero en su versión venezolana, a menos que se sepa cómo pedir del menú en chino).

Ya para esta época la prima Maribel andaba con su peluca, pero se le veía fuerte, tanto física como espiritualmente. Me alegré mucho de verla con tanta fuerza.

P1060748

Yo, Maribel y la querida prima Milagros Pérez Cornett

Pasó los siguientes dos años en su casa en Mississippi, entre quimio y tratamientos, con frecuencia charlábamos por teléfono, siempre teníamos una cita el 14 de marzo (día de su cumpleaños) y el 16 de marzo (que es el mío). Ser piscianos también nos unía.

La pasión y su oficio

Cuando pienso en mi prima Maribel no puedo dejar de pensar también en un breve ensayo del filósofo argentino, Santiago Kovadloff, un texto iluminador sobre la pasión y la vocación que me entregaron en una de las clases de Biodanza que, para fines de los años ochenta, enseñaba Nelson Galante. El título del breve ensayo, el cual hoy se puede conseguir gracias a la magia de Internet, es El Oficio de la Pasión. Lo repartió en la clase Verónica Toro, quien junto con su esposo Raúl, ambos instructores de Biodanza, nos visitaban desde Buenos Aires. Por muchos años esas dos hojitas que me dieron las conserve en la cartera como cosa muy valiosa, y cada cuando en vez las sacaba y las releía.

Pero nunca me preocupe por saber quien era Kovadloff hasta que hace unos años, lo busque en Internet, y por Amazon compré varios de sus libros, y así fue como encontré  la versión en línea del ensayo que por años tuve en mi cartera.

En el ensayo Kovadloff dice:

En vidas como las nuestras, donde todo parece destinado a transformarse, la vocación se manifiesta como un fenómeno anómalo: resiste, indoblegable, el paso del tiempo; expresa, en su constancia sin mengua, la magnitud de su misterio. La vocación, digámoslo desde ya, no es una elección. Hay, entre una y otra, radicales diferencias. La elección es siempre obra del sujeto; la vocación, en cambio, da forma al sujeto, lo constituye. Sí, la vocación nos elige. Ella dispone de nosotros, se nos impone.

Podemos, es cierto, desatenderla; no obrar en consonancia con su signo. Pero ese desapego acarrea un costo y ese costo, invariablemente, es el de un profundo desasosiego. Es que al no aceptar ser lo que debemos, difícilmente podamos llegar a ser lo que querramos.  [Hago notar que no estoy citando del documento en línea, hay diferencias menores, sino directamente del libro de ensayos de Kovadloff, La nueva ignorancia, Emecé, 2001 que contiene a dicho ensayo.]

Y, Kovadloff termina su ensayo diciendo:

Al igual que el Dios Eros, celebrado por Fedro en el Banquete, la vocación es siempre joven, vital, arrolladora. El tiempo que transcurre no merma su lozanía. Envejecen sus emisarios, no la vocación; y su compleja  idiosincrasia impide, además, que podamos prever el instante milagroso de su floración. Porque si es cierto que una vez que se manifiesta ya no retrocede, nadie sabe, en verdad, a que altura de una vida habrá de aparecer. Francia nos brinda, al respecto, los ejemplos elocuentes: Rimbaud se supo poeta casi en la niñez y, cuando la  muerte lo alcanzó, hacía ya mucho que vivía violentamente apartado  de su vocación. Tenía por entonces la edad aproximada en que Montaigne, no sin asombro, se descubría ensayista.

Digo que este ensayo me recuerda a mi prima Maribel, porque yo la vi alejada de su pasión que eran los quesos, y converse con ella sobre el asunto y sobre el texto de Kovadloff. En junio 2010 me entere que el diagnóstico de las dolencia y malestares que mi prima venía padeciendo era un cáncer. Recuerdo que entonces le envié por email este video de Ananda Shankar, quien ante un diagnóstico de cáncer en el seno, decide enfocarse, no en la cura o en el tratamiento (aunque lo hace) sino en su pasión, la danza. Ni las más fuertes quimioterapias hacían que ella desistiera de ir ensayar la danza estaba de primero.

Mi prima Maribel en Mississippi siguiendo su tratamiento, temprano en este año visita Francia con una de sus hermanas, regresa a su casa en Estados Unidos, en donde sitiéndose muy mal, tan mal que presagiando lo peor decide venirse a Venezuela a ver a su padre y madre, y a estar con sus hermanas y primos. Siempre fue muy venezolana a pesar de haber vivido por muchos años en el exterior.

Quesos texturizados

La fui a visitar a los días de haberse hospitalizado, y buscando revivir en ella el espíritu de la pasión, le pregunte. “Y que te gustaría hacer más ahora.” Primero me dijo que hacer yogurts aquí en Venezuela, pero luego cuando se veía a si misma en Mississippi, decía entonces que quería hacer quesos venezolanos en USA. Yo le insistía más en el tema, y veía fuego en sus ojos, el fuego de la pasión.

¿Y que más, pregunté.

Y, entonces me lo dijo. Me explicó que le gustaría encontrar una forma de hacer “strechy cheese“. Es decir, la textura elástica que adquiere el queso cuando se calienta. Pero ella quería conseguir la fórmula para lograr hacer esta textura sin necesidad de calentar el queso.

Los quesos eran su pasión.

Mi pasión por los quesos está en comerlos, no en fabricarlos. Ahora bien, como tengo un cierto interés por la materia blanda, lo que los físicos en inglés llamamos, Soft Matter y, también, motivado por el interés de Maribel en el asunto de las texturas de los quesos me dedique hacer búsquedas en Internet explorado por posibles soluciones.

Helado turco

Helado turco

Encontré algo interesante sobre un “helado elástico”, llamado Salep dondurma, que se hace en Turquía, en donde emplean una harina que es fabricada con los tubérculos secos de un orquídea Orchis mascula y Orchis militaris para crear esa textura elástica.

En el hospital, cuando conversábamos sobre este tema era fácil notar como la pasión temporalmente borraba las molestias de su enfermedad, y su mirada brillaba de emoción y de deseos de saber.

Despedida

Mi prima pasó los últimos años de su vida laboral dando clases en un liceo de la ciudad universitaria de Starville, Mississippi llamado Mississippi School for Mathematics and Science (MSMS). Al enterarse de su muerte muchos de sus antiguos alumnos colgaron mensajes en su muro en Facebook. Cito algunos mensajes, sin dar los nombres de sus autores, solo para resaltar el impacto que una persona puede tener en la vida de otras cuando participa en su proceso de formación:

You had nothing but the best intentions for every single one of us at MSMS. You taught us the importance of being ourselves and living life to the fullest! You shall be missed greatly by all of the MSMS community.”

“Thank you for teaching me the importance of living life without worries. You will always be one of the most beautiful ladies that I have met, inside and out.”

“Sending out my condolences to Senora Maribel Luck’s family….she was one of my favorite teachers at MSMS and she will truly be missed…Rest In Paradise Senora Luck!!!!”

Acompañe a la prima Maribel en sus últimos momentos en esta tierra, difícil olvidar la imagen, el maluco cáncer había hecho estragos con su cuerpo, pero su espíritu, su deseo de vivir por sus hijos, el ejemplo del coraje en su lucha contra un mal tan feo queda entre nosotros.

Tu partida duele. C’est la vie, Maribel. Je suis dévasté. Mi más sentido pésame para Rogelio y sus bellos hijos, a quienes sé que les hará mucha falta y para mi tío Raúl, su mamá Alicia, y mis queridas primas Linda y Luz Karim.

Pero, yo la recordaré más bien así, como en las foto de abajo, cuando estuvo en mi casa en el 2009, y compartimos unas horas de buen comer, buen charlar y buen vivir.

P1020253

P1020257

P1020260
P1020259
P1020275

P1020268

P1020278 P1020277

divider Page-Breaker

Una conexión vital terrenal se ha cortado, me queda la espiritual. Llamando a Maribel al cielo……… Aló, primita, aló……..

divider Page-Breaker

SOBRE EL AUTOR:
José G. Álvarez Cornett (@Chegoyo en Twitter)
Miembro de COENER, del grupo “Physics and Mathematics for Biomedical Consortium“, y de la American Physical Society (APS). Representante de los Egresados ante el Consejo de Escuela de Física, Facultad de Ciencias, UCV.

JAC-minibio-pic1

©Chegoyo 2015.

Filed in: Ensayos Tags: ,

Leave a Reply

Submit Comment
© 2017 Chegoyo. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Proudly designed by Theme Junkie.
css.php