Ángel Palacio Gros: matemático, soldado y profesor ucevista

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Print this pageEmail this to someoneDigg thisPin on PinterestShare on TumblrShare on StumbleUpon

PROYECTO EDF-SHD
José Álvarez Cornett
(@chegoyo en Twitter)
CARACAS (infoCIUDADANO)
12/Junio/2015

Una versión de este trabajo
fue publicada en
infoCiudadano.com el 02/junio/2013.
Ahora se publica en Chegoyo.com
con cambios menores.
La versión original se puede leer aquí.

APG-Palacio-Gros-Collage

Introducción

Sobre el biografiado

Este es un esbozo de la vida de Ángel Palacio Gros, nacido el 3 de octubre de 1913. Nuestro biografiado es un matemático español, hijo del matrimonio zaragozano entre Ángel Palacio y Ramona Gros Lapuente (fallecida a los 79 años, el 12 de marzo de 1959). Al igual que sus padres, Ángel Palacio Gros también nació en Zaragoza, Comunidad Autónoma de Aragón, España.

Ramona-Gros

 

Los hijos de la familia Palacio Gros estuvieron muy relacionados con la educación. Los hermanos de Ángel Palacio Gros fueron Carmen, Virginia, Aurora, Adela (n. 8 de marzo de 1911), y Alfonso. Carmen pareciera ser normalista de profesión. Hay una resolución del Ministerio de Educación español de 1960 que dice que la Dirección General de Enseñanza Primaria “autoriza el funcionamiento legal, con carácter provisional, del Colegio de enseñanza primaria no estatal denominado «Palacio», establecido en la calle de Montesa, número 31, bajo exterior, en Madrid, por doña Carmen Palacio Gros”.

Virginia, quien falleció el 12 de julio de 1992, fue Catedrática de Dibujo en el Instituto de Cangas de Onís, mientras que su hermana, Adela Palacio Gros, fue Catedrática de Literatura y profesora progresista en el Instituto Doña Jimena, de Gijón. En el 2012, Adela fue postumamente homenajeada por sus estudiantes. En el artículo, Los Institucionalistas sobre “liberales a la antigua usanza y devotos de la Institución Libre de Enseñanza“, se lee lo siguiente:

Yo tuve buen trato con don Lorenzo [se trata de Lorenzo Rodríguez-Castellano–casado en 1945 con Adela Palacio Gros] y su mujer, doña Adela Palacio Gros, catedrática de Literatura en el Instituto Doña Jimena, de Gijón, y ambos bonísimas personas y de gran dignidad tanto intelectual como política. Los dos eran de procedencia institucionalista y se les notaba. Eran republicanos, liberales, y doña Adela, probablemente, laica. Su hermana doña Virginia Palacio Gros era catedrática en el Instituto de Cangas de Onís y todavía se la recuerda, al cabo de cuarenta años, con afecto.

Pertenecían a una burguesía ilustrada, adornada con los excelentes atributos de esa clase: buena educación, cortesía, cultura amplia y diversa, amor a los libros, firmeza en sus convencimientos, liberalismo y tolerancia …. Probablemente doña Adela fuera, en materia política, algo más explícita que don Lorenzo.

Adela-Palacio-Gros

Matilde Elena Rodríguez-Castellano Palacio, hija de Adela y Lorenzo, en una réplica al artículo, Los Institucionalistas, escribe: “mis padres eran personas inteligentes, cultivadas y serias, y, como muchos otros republicanos, apoyaron y defendieron la II República. Además perdieron una Guerra Civil que tuvo como consecuencia una terrible posguerra y una detestable dictadura a la que ellos combatieron y en la que ellos lucharon por sobrevivir, manteniéndose dignamente fieles a sus principios hasta su muerte”.

Volvamos ahora con nuestro biografiado, en julio de 1947, por hechos relacionados con la Guerra Civil española que pronto serán explicados, Ángel Palacio Gros llegó a Venezuela exiliado de su España natal. A catorce meses de su llegada al país, el 20 de septiembre de 1948, Ángel Palacio Gros contrajo matrimonio por poder, con Josefa (Pepita) Menéndez Pablos. En el matrimonio nacieron tres hijas. Su hija mayor, nacida en Caracas, en 1949, se llama Pilar Eva y es una escritora de cuentos (ver, Ningún rincón prohibido). Sus otras hijas se llaman Rocío (n. Caracas, 1952) y Ángeles Almudena (n. Madrid, 1953).

Ángel Palacio Gros se graduó en 1930 (*) de Licenciado en Ciencias Exactas (esto es, en Matemáticas) por la Universidad de Madrid (antiguamente también llamada Universidad Central y hoy, Universidad Complutense de Madrid–UCM), siendo su especialidad la geometría proyectiva.

Para la época la duración de la licenciatura era de cuatro años (y no podemos dejar de notar que, si se graduó en 1930, entonces, para el año de su graduación, Palacio Gros tan solo tenía 17 años). También hay referencias que indican que fue profesor en la Facultad de Ciencias, Sección de Exactas de la UCM (su nombre aparece mencionado en el trabajo, Sobre el exilio matemático de la guerra civil española y en Homenaje a los profesores depurados por el franquismo). Para tener una idea de la clase de formación que tuvo Ángel Palacio Gros, se sugiere consultar el programa de estudios en Matemáticas para 1920-1930 en la Evolución Histórica de la Licenciatura de Matemáticas en la Universidad Central (de Madrid). En la Universidad de Madrid fue estudiante de José Barinaga Mata (1890-1958); a él le dedicó uno de sus libros: “A Don José Barinaga, inolvidable maestro, con devoción y cariño.”

Sobre el artículo

Este trabajo es parte de un proyecto personal de investigación más amplio titulado, La Escuela de Física que no conocí (1946-1971): Revelaciones de un sondeo histórico digital. El trabajo de investigación (**) toma como punto de partida el libro de Helga Lindorf, Primeros Tiempos de la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela, 2008, Fondo Editorial de la Facultad de Ciencias (de aquí en adelante, Lindorf).

Para el año 1957, recordemos que todavía faltaba un año para la creación de la Facultad de Ciencias, el libro de Lindorf presenta una lista de los profesores del Departamento de Física y Matemáticas de la Escuela de Ciencias de la Facultad de Ingeniería:

Manuel Bemporad
Danil Toradse
Ángel Palacio Gros
Vicente Alonso Fernández
Juan Lorenzo Bravo
Raimundo Chela
Juan Gschwendtner
Reclus Roca Vila
Anatol Zagustín

De este grupo de profesores, el proyecto La Escuela de Física que no conocí ya ha producido ensayos biográficos sobre Danil Toradse, Anatol Zagustin, Reclus Roca Vila y Juan Gschwendtner. En el proyecto no está planteado escribir sobre el renombrado matemático venezolano, Raimundo Chela (PhD, Universidad de Londres), ya que el profesor Enrique Planchart, hoy en día, Rector de la Universidad Simón Bolívar (USB), publicó una inmejorable nota biográfica sobre el Prof. Raimundo Chela, la cual, amigo lector, también te invito a que la leas.

Estoy investigando sobre la vida de los matemáticos Vicente Alonso Fernández y Juan Lorenzo Bravo, y sobre los físicos Manuel Bemporad y Danil Toradse. Se conoce tan poco sobre el profesor Vicente Alonso Fernández que coloco aquí las migajas de datos que tengo sobre él para estimular en aquellos lectores que lo llegaron a conocer a dar detalles sobre su vida:

Vicente Alonso Fernández
El profesor Vicente Alonso Fernández nació en Cáceres en 1908. Fue un matemático español exiliado en Venezuela quien fue incorporado por Ángel Palacio Gros al Departamento de Matemáticas como profesor de Geometría Analítica, Álgebra y Trigonometría y quien, junto con Anatol Zagustin, era un asiduo usuario de las nuevas computadoras adquiridas por la UCV, primero la IBM 1620 y luego la Burroughs 5500. Para el 15 de octubre de 1953, Vicente Alonso Fernández  llevaba junto con otros profesores, las cátedras de Matemáticas Complementarias, y Análisis Matemático I de la Facultad de Ingeniería, UCV.

66

¿Qué es la geometría proyectiva?

Para empezar demos un vistazo a la clase de matemáticas en la que estaba especializado Ángel Palacio Gros. La geometría proyectiva, antiguamente llamada geometría descriptiva, es una rama de la geometría relacionada con las propiedades de las figuras geométricas que son invariantes (que no cambian) cuando son sometidas a una proyección. La geometría proyectiva es más general que la comúnmente conocida geometría euclidiana (para detalles ver, Proyective Geometry).

La Geometr a Proyectiva Fernando Etayo Gordejuela Departamento de MATESCO Facultad de Ciencias Santander, 22 de enero d

En esta rama de la geometría, el arte y la ciencia se combinan. La geometría proyectiva fue fundada por el arquitecto y matemático francés Gérard Desargues (1591-1661), ya que él fue quien fundamentó matemáticamente los métodos de la perspectiva desarrollados por los artistas del Renacimiento (el pintor precursor Giotto, y principalmente por Filippo Brunelleschi y Leonardo da Vinci).

Invito al lector interesado a leer el trabajo, La geometría de la representación visual, del Académico aragonés Fernando Etayo Gordejuela y a ver una excelente presentación sobre La geometría proyectiva. También los invito a estudiar el diagrama, Nombres propios de la Geometría Proyectiva. (Nota: Si Ud. amigo lector es además físico, te puede interesar leer sobre la relación que existe entre la ecuación de Dirac y la geometría proyectiva).

Análisis Matemático

Palacio Gros también dedicó su tiempo a la enseñanza del Análisis Matemático para estudiantes de ciencias e ingeniería. En un nivel básico, por análisis matemático se entiende el estudio de límites, derivadas, integrales, series infinitas y funciones analíticas (a esto se le llama Análisis real). Pero el tema es mucho más amplio ya que Análisis Matemático incluye también Análisis complejo y Análisis funcional. Los lectores que quieran saber sobre el desarrollo de esta área de las matemáticas pueden mirar la entrada de Wikipedia sobre el tema y leer sobre el nacimiento  y descubrimiento del cálculo matemático.

66

Ángel Palacio Gros y la Guerra Civil

La Guerra Civil Española fue un conflicto político y social en la sociedad española que desembocó en lo militar. Entre 17 y 18 de julio de 1936 se gestó un golpe de estado de una parte del ejército contra el gobierno de la Segunda República Española que solo triunfó parcialmente y desencadenó una guerra civil en España entre republicanos y nacionalistas. El conflicto armado terminó el 1 de abril de 1939 con la victoria de los nacionalistas liderados por el General Francisco Franco.

Ángel Palacio Gros participó activamente en la Guerra Civil del lado republicano. Las investigaciones realizadas no dieron con todos los detalles de su participación en la guerra. Solo sabemos que fue jefe del Estado Mayor de la 46 División, comandada por Valentín González alias El Campesino (***) y que cayó preso en la Batalla de Teruel, luego de cruzar a nado el río Turia en un frío intenso: “Con bombas de mano se fueron abriendo paso, pero más de mil cayeron prisioneros entre ellos, Palacio, jefe de Estado Mayor de la 46 División.” Teruel (la batalla duró del 15 de diciembre de 1937 al 22 de febrero de 1938) fue una movida estratégica en el ajedrez de la guerra, una maniobra de distracción por parte de los generales republicanos para retardar la ofensiva de las tropas nacionalistas sobre Madrid.

Se sabe que este “Palacio” que cae preso es nuestro Palacio Gros, porque, en la página 731, del libro de Manuel Tuñón de Lara, La España del siglo XX, Ediciones Akal (3 volúmenes), 2000, hay una nota al pie de la página que dice:

Palacio-Gros-Pie-Nota

 

Otra referencia es el artículo, Cubanos en la Guerra Civil española. La presencia de voluntarios en las Brigadas Internacionales y el Ejército Popular de la República (de Fernando Vera Jiménez, Revista Complutense de Historia de América, 1999, 25: 295-321) en donde se refieren a Palacio Gros, para la fecha del 26 de enero de 1938, como “el entonces capitán ayudante divisionario”.

Palacio-Gros-Uniforme

Mandos militares republicanos tomando decisiones justo antes de la Batalla de Teurel. La persona a la derecha, a juicio de quien escribe, guarda un cierto parecido con Ángel Palacio Gros, pero puede que no sea él.

Detalles parciales del combate en Teruel se encuentran descritos en el libro de Manuel Tuñón de Lara anteriormente mencionado, en donde se puede leer lo siguiente (tomado de Google Books, páginas 730 y 731): [Notas: i) El río Alfambra es un río de España, un afluente del río Turia; ii) Los Stukas son aviones de combate de fabricación alemana.]

Palacio-Gros-Guerra-Texto

 

Video sobre la Derrota de Teruel (2:21 min)

Los interesados pueden, además, ver el video, “Teruel, la batalla del frío” (duración aproximada 30 min.), sobre este importante hecho histórico de la Guerra Civil española y que nos permite comprender e imaginar mejor las vicisitudes por las que pasó Ángel Palacio Gros durante el sitio a la ciudad de Teruel.
66

 

Huida hacia Portugal e inicio del exilio en Venezuela

Angel Palacio Gros

Por su participación militar al lado de la República en la Guerra Civil en España, Ángel Palacio Gros fue condenado a muerte y estaba preso en la Prisión Central de Burgos (ver foto de presos republicanos en Burgos tomada de Las Cárceles de Franco. ¿Está Ángel Palacio Gros en esa foto?)(****).

Presiones del gobierno venezolano (Acción Democrática-AD-, 1945-1948) lograron que Franco lo liberara. En 1947, al salir de prisión, huye hacia la frontera con Portugal y en ese país se une a otros refugiado para esperar el permiso del salida del gobierno portugués para iniciar el exilio en Venezuela. Una referencia sobre Palacio Gros es, Forja y crisol: la Universidad Central, Venezuela y los exiliados de la Guerra Civil española: 1936-1958, de Juan José Martín Frechilla, Caracas, Universidad Central de Venezuela, Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico, 2006 (Aclaratoria: este libro no menciona nada sobre su condena a muerte, Burgos o AD. Estos datos los recibí por email del Profesor Ignacio Iribarren).

En este libro se cita un extracto de una carta de un grupo de refugiados españoles, encabezados por Palacio Gros, para el representante diplomático de Venezuela en Portugal. En esta carta agradecen al representante de Venezuela por haber visitado el lugar en donde se encontraban recluidos en Portugal y por sus buenos oficios para conseguir el permiso de Portugal para viajar a Venezuela.

ser-refugiado

 

El profesor Palacio Gros en Venezuela

Al llegar a Venezuela, Palacio Gros se dedicó a la docencia en matemáticas. Para empezar, Ángel Palacio Gros fue profesor de matemáticas en el Colegio América. Este es un colegio famoso, que ya no existe, ubicado en la urbanización San Bernardino de Caracas, el cual fue fundado por exiliados españoles y financiado por la élite caraqueña que quería un colegio laico para la urbanización diseñada en 1939 por el urbanista francés Maurice Rotival. El colegio estuvo ubicado en el lugar en donde actualmente se encuentra la Universidad Nacional Abierta y cubrió la enseñanza en educación primaria y secundaria entre los años 1939 y 1969.

Como dato curioso podemos señalar que este colegio tiene una fuerte conexión con la física y la Escuela de Física y Matemáticas (EDFM). Además de Palacio Gros, allí también enseñó matemáticas el profesor Jesús González quien años después llegaría a ser el segundo director de la EDFM (y mi profesor de la asignatura Matemáticas IV). Por otra parte, en esa institución de instrucción secundaria estudiaron bachillerato los físicos Julián Chela Flores (hijo del matemático Raimundo Chela), Guillermo Ruggeri y Leslie Dunia.

En un trabajo de José Miguel Cruces en Acta Botánica Venezuelica sobre la vida del ecólogo Mauricio Raima se afirma que Ángel Palacio Gros también fue profesor de matemáticas (curso preuniversitario) en el Liceo Fermín Toro de Caracas.

 

Palacio-Gros-Foto

El profesor Ángel Palacio Gros (agradecemos al profesor y matemático Ignacio Iribarren por esta foto de APG).

Por otra parte, se sabe que Palacio Gros también fue profesor en el Instituto Pedagógico de Caracas. En 1948 ingresó como profesor de matemáticas a tiempo convencional en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la UCV (es decir, lo que hoy conocemos como Facultad de Ingeniería), en donde se desempeño como profesor de geometría analítica y análisis matemático. Al año siguiente pasó a ser profesor a tiempo completo. Posteriormente, y por varios años, llegó a ser jefe del Departamento de Matemáticas de la Facultad de Ingeniería, y más tarde, en 1958, una vez formada la Facultad de Ciencias, Ángel Palacio Gros fue el primer jefe del Departamento de Matemáticas de la EDFM.

Sin embargo, la historia de Ángel Palacio Gros en la UCV es un poco más azarosa. En 1951, debido a que firmó el manifiesto contra la revocación del Estatuto Orgánico de las universidades nacionales de 1951, Ángel Palacio Gros, junto con 17 profesores de ingeniería y 123 profesores de otras facultades, fue expulsado de la UCV por el Consejo de la Reforma de la Universidad Central. Entonces, él se fue a “exilar”, durante el año 1952, a la Universidad del Zulia. Pero, en 1953, el rector de la UCV, Pedro González Rincones, ofreció un “indulto” a todos los profesores expulsados y por eso, en 1953, Palacio Gros regresa a la UCV (Forja y Crisol, página 463). No obstante, hay unos datos interesantes: en la Gaceta Oficial del 15 de octubre de 1953, el Ministerio de Educación hizo varios nombramientos (pág. 177.772) en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Central de Venezuela, entros otros, nombra a Ángel Palacio Gros para las cátedras de Matemáticas Complementarias y Análisis Matemático I. Pero, en la Gaceta Oficial del 16 de octubre de 1953, el Ministerio de Educación hizo también varios nombramientos (pág. 177.779) en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad del Zulia, entros otros, nombra a Ángel Palacio Gros para las cátedras de Análisis Matemático II y III.

Desde 1954, el profesor Palacio Gros fue miembro de Asociación para el Avance de la Ciencia (ASOVAC). También sirvió como 2do Vicepresidente de la Asociación de Profesores de la UCV.

Para entender un poco el contexto de la participación de Ángel Palacio Gros en la ASOVAC, vale la pena leer un párrafo del trabajo, Resonancias académicas del equipaje que trajo Augusto Pi Suñer a Venezuela (1939-1962) de Juan José Martín Frechilla (Asclepio. Revista de Historia de la Medicina y de la Ciencia, 2010, vol. LXII, nº 1, enero-junio, págs. 143-176):

Las Convenciones anuales de AsoVAC y la regularidad de Acta [se refiere a la revista Acta Científica Venezolana] —trimestral—despertaron el interés de la comunidad científica nacional; allí los veteranos y los jóvenes encontraron la posibilidad de presentar y publicar los resultados de sus investigaciones. Tanto en las convenciones como en la revista se debatieron también —conferencias inaugurales, editoriales, artículos generales o de revisión— asuntos y problemas del momento: sentido social de la ciencia, importancia del avance científico, fe en el poder de la ciencia y en su capacidad de imponer «una racionalidad ética a la política», pensamiento crítico y tolerancia. [Francisco] De Venanzi fue, sin duda, el que impulso la discusión de estos temas. En las Convenciones, los exiliados republicanos comenzaron a presentar regularmente los resultados de sus investigaciones y a participar como responsables de mesas de trabajo de acuerdo a sus áreas temáticas.

El responsable de las mesas de trabajo en el área de matemática era el profesor Ángel Palacio Gros.

Asimismo, según nos refiere el profesor José Manuel Martínez Cabrero (Ing. Eléctrico, Dr. Université Pierre Mendès-France–Grenoble II–, profesor jubilado de la Escuela de Computación, UCV) cuando el profesor Werne Jaffe era el director del Consejo Científico y Humanístico (CDCH) de la UCV, entre 1965 y 1966, Ángel Palacio Gros era también miembro del CDCH.

Ángel Palacio Gros como profesor era muy estricto y los estudiantes sentían mucho temor ante el “Ángel de España”. Pero, Palacio Gros también era un buen profesor, conocedor de las materias que enseñaba. El profesor jubilado de Ingeniería Eléctrica, Luis Loreto fue su estudiante en la materia Análisis Matemático II y refiere que:

Palacio Gros era un excelente expositor, un verdadero actor. Creo que hasta tenía programado el instante en el cual se le apagaba el puro. En una de las primeras clases, cuando terminó de exponer el tema de la integral según Riemann, se puso de espaldas al pizarrón y abrió los brazos, como diciendo ¡ahí queda eso! De la mitad del auditorium surgió la temblorosa voz de un estudiante que pedía un ejemplito, por favor. Palacio, con su orgulloso acento español, le dijo:

—Joven: el ejemplo es la claudicación de la inteligencia.

Yo siempre le cito esto a mis alumnos, porque la ingeniería se aprende a través del ejemplo, siguiendo especificaciones y tratando de mejorar los dispositivos, eso sí, sin desechar lo viejo hasta que lo nuevo pruebe que trabaja bien. Sin embargo mi alto nivel de preparación en matemáticas me ayudó a mantener un alto índice en mis estudios de posgrado y en el último semestre conseguí un trabajito de TA (asistente al profesor), que se manifestaba en veintiún dólares mensuales, nada despreciable para los bolsillos de un estudiante.

66

 

1954: Quiero ser venezolano

Ubi bene, ibi patria” (Donde me siento bien, allí está mi patria) es una frase latina que se aplica bien a Ángel Palacio Gros quien llegó a Venezuela en julio de 1947 y ya para el año 1954 quería ser venezolano.

Así lo expresó públicamente en la Gaceta Oficial de la República de Venezuela del 4 de agosto de 1954 (página 13), en un manifiesto de voluntad de ser venezolano: “Devengo medio lícitos de vida con el ejercicio de mi profesión como profesor de matemáticas. Deseando obtener la nacionalidad venezolana, manifiesto a Ud. mi voluntad de adquirirla acompañando a esta solicitud los documentos de Ley. Juro cumplir y respetar la Constitución y Leyes de la República. Es justicia que espero en Caracas a los veintidós días del mes de mayo de mil novecientos cincuenta y cuatro.– A. Palacio G.”

Después de su jubilación de la UCV en los años setenta, Ángel Palacio Gros optó por regresar a España. Era una época en donde la doble nacionalidad no se permitía. A Palacio Gros se le ofreció recuperar la nacionalidad española pero él se negó a renunciar a la nacionalidad venezolana. Murió en la madre patria siendo venezolano. El profesor Ignacio Iribarren lo visitó varias veces en su casa en Madrid y refiere que “Palacio Gros  siguió ‘viviendo’ en Venezuela por dentro. Cuando lo visitábamos en Madrid era un acontecimiento para él: quería saber sobre fulano y sutano, sobre la Facultad, etc.”.

66

 

Política y Libertad para España

Ángel Palacio Gros no fue un exiliado políticamente pasivo, ya que fue el fundador de “Libertad para España”. Una organización creada para que los españoles exiliados en Venezuela se mantuvieran pendientes de ayudar a la lucha interna y a mantener el espíritu republicano. Nos refiere el profesor José Manuel Martínez Cabrero, quien fue estudiante de Palacio Gros en el Colegio América, que “En los actos de esta organización, a veces culturales y políticos, se invitaba a venezolanos ilustres. Por ejemplo, recuerdo algunos actos con Aquiles Nazoa, y Balbino Blanco Sánchez“.

En el libro, El exilio científico republicano editado por Josep Lluís Barona Vilar, 2010, hay un artículo de Juan José Martín Frechilla sobre las actividades de Augusto Pi Suñer y el geólogo José Royo Gómez en Venezuela en donde, en la sección titulada, “1958: De nuevo en ruta democrática“, se explica las razones que motivaron la creación de “Libertad para España”:

Royo registró la caída del régimen de Pérez Jiménez, la madrugada del 23 de enero de 1958, con pocas palabras: “Nadie duerme, gran entusiasmo, parecido al 14-IV en España, me uno al entusiasmo”. Durante la dictadura algo ha cambiado en Royo, evidentemente no ha sido la matriz de izquierda republicana de su pensamiento, sino el “me uno” y la recurrente utilización de a partir de entonces del pronombre nosotros y la primera personal del plural: sus “ratificamos”, “sustituimos”, etc.,  indican compromiso. En la Universidad pero sobre todo en la ASOVAC, ha estado rodeado de miembros destacados de la oposición al régimen encabezada por Acción Democrática y el Partido Comunista, ambos en la clandestinidad. La política y la ciencia estaban unidas en figuras como Francisco de Venanzi, vinculado a la Junta Patriótica constituida para coordinar el derrocamiento del régimen. Todo ello, así como el protagonismo que asumió de Venanzi desde el primer momento, explica el entusiasmo de Royo y sus compromisos universitarios.

Pero hay también otra perspectiva, ligada al exilio y al debate sobre la unidad de las corrientes políticas –incluida la comunista– al desvanecerse las posibilidades del  “octubre en Madrid” una vez finalizada la Guerra. Desde abril de 1951 Royo se vincula al Lar Gallego, cuya directiva estaba empeñada en agrupar en un único centro a todos los gallegos, inmigrantes políticos y económicos. La libertad política, la posibilidad cierta de que Acción Democrática volviese al poder y las expectativas de un nuevo reconocimiento al Gobierno republicano en el exilio empujaron a las fuerzas políticas del exilio a sumarse en un organismo coordinador de la oposición al franquismo. En marzo de 1958, el matemático exiliado Ángel Palacio Gros le propone a Royo la vicepresidencia de Libertad para España, acompañando a Eduardo Ortega y Gasset en la presidencia. Royo acepta, y desde entonces se suman en su agenda reuniones y actividades ligadas a la asociación.

Por otra parte, Ángel Palacio Gros era de ideología comunista. Se sabe que durante el período del movimiento armado en Venezuela en los años 60 daba, en su casa de El Paraíso, cobijo y consejo a estudiantes guerrilleros. Así, por ejemplo, lo afirma Juan Carlos Parisca en su blog (Parisca fue del frente guerrillero larense Simón Bolívar y hoy es chef de cocina, y es conocido por haber comandado la toma de Estación Ospino en el Estado Portuguesa–en el enlace, sobre Ospino ver página 88): “Mi primer plato con fundamento fue un Espagueti a la Carbonara. En plena confrontación política insurreccional, estaba yo en 1963 enconchado casa del Profesor Ángel Palacio Gross [sic]. Mi profesor de Análisis Matemático….” y en otra entrada escribe “Hago contacto con el Partido. Me cambio a una concha en la casa de mi antiguo profesor de Análisis Matemático de la Universidad Central, el Doctor Ángel Palacios Gros. Del Partido Comunista Español. Lila se muda a la concha con la niña. Algunas veces me la deja cuando va a la Universidad. Sigue sus estudios de Biología.”

66

 

Algunas anécdotas

Hay muchas anécdotas sobre Palacio Gros. Por ejemplo, él solía decir que 20 puntos no lo sacaba nadie, que el profesor sacaba 19 y los demás de ahí para abajo.

Afines de los años 60, cuando la UCV espumaba con la Renovación Académica, los estudiantes con frecuencia salían a los pasillos a gritar consignas. Cuándo salían gritando: ¡Queremos poder! Palacio Gros replicaba: ¡Estos críos si pronuncian mal la jota!  (por cierto, el historiador de la ingeniería en Venezuela, Nelson Méndez, tiene un excelente trabajo sobre la renovación en la Facultad de Ingeniería, «Érase una vez el futuro. Una indagación socio-histórica sobre la Renovación en la UCV y en la Facultad de Ingeniería»).

Otra anécdota (añadida el 9 de junio 2013) de Palacio Gros es que en sus clases cuando nombraba a Francisco Franco, lo llamaba usando también el apellido materno, decía: “Francisco Franco y Bahamonde” y luego añadía la coletilla: “y, menciono el segundo apellido, porque es la única forma decente de acordarme de su madre”.

El ya mencionado profesor Luis Loreto, también cuenta la siguiente anécdota:

En segundo año de ingeniería la materia filtro era Análisis Matemático II y sus estudiantes estábamos repartidos en dos secciones de alrededor de doscientos estudiantes cada una, muchos de ellos repitientes. Ambas secciones eran dictadas por el profesor Ángel Palacio Gros en el auditorium de la planta baja del edificio del decanato de la Facultad: un grupo de 7:00 a 9:00 de la mañana y el otro de 9:00 a 11:00.

Entre las cosas folklóricas del profesor se puede citar que fumaba puros en clases (son malas estas cerillas, se ve que son regaladas) pero prohibía que las muchachas mascaran chicle en clases (sólo las féminas, porque macho que se preciara de tal no mascaba chicle, ni usaba el cabello largo y mucho menos zarcillos, ni siquiera en una de las orejas). Aun cuando hace tiempo que habían sido publicados los libros de Julio Rey Pastor, de R. San Juan (manuscrito en tinta china) y de Pedro Puig Adam, la clave para aprobar el curso era aprenderse de memoria los seis folletos que rodaban sobre la materia.

Una parte teórica perfecta garantizaba nueve puntos (47.37 %) sobre 20 y había que salir a pescar al menos un punto de los 10 que valía el problema. El veinte era para el profesor, aunque yo sospecho que eran nueve puntos por parte, el 20 quedaba para Dios (para nadie, en el pensamiento de un profesor ateo o agnóstico) y 19 para el profesor. Los seis folletos surgieron de los apuntes que tomaron los estudiantes de ingeniería Arturo Bayón y Rafael Camacho y fueron publicados por otro compañero, Freddy Celis Paredes. Los tres se graduaron en ingeniería civil, Bayón y Camacho fueron (y siguen siendo) los profesores más populares de análisis matemático en las universidades que han pisado: la Central de Venezuela, la Simón Bolívar y la Metropolitana. Celis Paredes murió joven, casi recién graduado.

En el primer parcial la respuesta era inmediata si se hacía un cambio de variable (x = PI/2 –t) y sólo dos lo lograron: Ignacio Iribarren, accidental estudiante de ingeniería que finalmente se graduó de matemático en el exterior y otro estudiante, de cuyo nombre me acuerdo perfectamente pero no lo voy a decir, porque los rumores fueron que había visto el cambio de variable por encima del hombro de Ignacio. Las notas fueron 18 para Ignacio, 10 para el otro que hizo el cambio y 10 para Gonzalo Van Der Dys, de quien Palacio se apiadó porque la parte teórica, escrita en tinta por un solo lado del papel rayado como lo pedía el profesor, era casi un poema por lo elegante. Palacio entregaba las notas en orden ascendente y todos rogábamos para que no nos mencionaran muy pronto. Yo aparecí en el grupo de la nota 6, lo cual a la postre fue más grave ya que, ante lo catastrófico de las notas, a los que habían sacado 7, 8 y 9 les puso diez.

66

 

Libros de texto

Lecciones-AnálisisÁngel Palacio Gros fue autor de cuatro libros:

Apuntes de geometría del espacio y teoría geométrica de las secciones cónicas,
Ediciones UCV, 1950, 260 páginas.

Lecciones sobre curvas planas y alabeadas y teoría de superficies,
Editorial Palas, México, 1959, 605 páginas.

Lecciones de Análisis Matemático,
Ediciones UCV,1960, 573 páginas.

Ejercicios de Análisis Matemático,
Ediciones UCV, 1968, 1050 páginas.

Veamos las razones por las que Ángel Palacio Gros se dio a la tarea de escribir un libro como Lecciones de Análisis Matemático:

Prologo-Analisis-Gros

 

Y, luego termina diciendo, “Por las razones citadas, y ante la afectuosa insistencia de discípulos y compañeros en el profesorado, me he decidido a publicar esta obra con la esperanza de aliviar, al menos en parte, una situación que de hecho existe [ver índice del libro]”.

Homenaje a Einstein

Cuando el físico Albert Einstein falleció, el 15 de abril de 1955, la Asociación para el Avance de la Ciencia (ASOVAC) le solicitó a Ángel Palacio Gros que comentara brevemente la obra de científica de Einstein.

Palacio Gros no rehuyó el reto y, en honor al físico desaparecido, redactó un texto de cuatro páginas titulado, Homenaje a Einstein, (Ángel Palacio Gros, Acta Científica Venezolana, 6(2), 45, 1955), en donde daba cuenta de lo arduo del compromiso adquirido: “Aunque la tarea es muy superior a mis fuerzas he aceptado, ya que sería intolerable negarse a unir una voz más de condolencia, por modesta que sea, a las millones de voces que, sobre toda la superficie de la Tierra lamentan hoy la pérdida no sólo del genio físico y matemático, sino también del hombre que supo en toda circunstancia dejar por un momento el laboratorio para salir en defensa de la dignidad humana. Del hombre que supo poner el inmenso peso de su talento y de su prestigio en el platillo de la justicia”.

El texto completo de Homenaje a Einstein fue leído, no sabemos si por el propio Palacio Gros en el programa de televisión, Ventana a la Ciencia, de FUNDAVAC que se transmitía por Radio Caracas Televisión (¿en dónde estará ese video, o esas cintas?).

66

 

Honores y despedida

Por su labor pedagógica, Ángel Palacio Gros recibió la Orden Andrés Bello (Segunda clase, corbata), la cual le fue impuesta de manos del Presidente Rómulo Betancourt y del Ministro de Educación Rafael Pizanni en el mismo acto en donde Don Rómulo Gallegos recibió la suya. En 1960, Palacio Gros fue nombrado miembro correspondiente de la Academia de Ciencias Físicas y Matemáticas (ACFIMAN) (en la visita -31 mayo 2013- que se hizo a la página web de ACFIMAN no se pudo validar esta información con los listados en línea de los académicos de la corporación. Sin embargo, el dato se encontró en la tesis doctoral de Yajaira Freites¹). En febrero de 1971, la Universidad Simón Bolívar nombró a Ángel Palacio Gros, Profesor Honorario de esa casa de estudios.

Varias referencias indican que Ángel Palacio Gros pasó los últimos años de su vida en España. Se regresó a España luego de su jubilación de la UCV en los años setenta. El profesor Ignacio Iribarren, quien solía visitarlo en Madrid, refiere que Ángel Palacio Gros y su esposa Josefa (Pepita) vivía en la calle de La Habana #7, casi al borde del estadio Santiago Bernabeu en Madrid. O sea, aquí–cortesía de Google Maps.

Paseo Habana #7, Madrid, desde arriba

Paseo Habana #7, Madrid, desde arriba

Paseo Habana #7, Madrid, desde la calle

Paseo Habana #7, Madrid, desde la calle.

Ángel Palacio Gros vino a Venezuela a formar talentos. Los venezolanos le debemos mucho a los exiliados europeos y a los españoles en particular que vinieron y ayudaron a crear un mejor país. Hoy pareciera que le devolvemos este favor al mundo exportando forzadamente nuestros mejores talentos. Con esta serie de artículos le rindo homenaje a todos estos profesores ucevistas que llegaron desde otras tierras a hacer patria con su esfuerzo diario enseñando ciencias, y aquí, en especial, rindo homenaje a alguien a quien nunca conocí en vida: Ángel Palacio Gros, el “Ángel de España”, el matemático, el soldado republicano, el educador del análisis matemático y de la geometría analítica y proyectiva quien murió en Madrid, siendo venezolano hasta el final.

Pero, ¡oh, paradoja de las redes!, nos queda una incógnita, una incertidumbre, no se logró averiguar en las redes la fecha exacta de su fallecimiento. Aunque si sabemos que para julio de 1992, él ya había fallecido. Esto se sabe porque en la nota obituaria que anuncia el fallecimiento de su hermana Virginia (12 de julio de 1992), su esposa aparece nombrada como Josefa Menéndez (viuda de Palacio). Por último, un reporte de la Empresa Mixta de Servicios Funerarios indica que su esposa, Doña Josefa (Pepita) Menéndez Pablos, falleció el 23 de junio 2006, en Madrid, a los 89 años.

Con Ángel Palacio Gros, el proyecto La Escuela de Física que no conocí cierra un capítulo más en la historia de la Escuela de Física y Matemáticas de la UCV, la casa que vence la sombra.

divider Page-Breaker

Agradecimientos

Para hacer este tipo de trabajo no basta con saber usar bien los diferentes motores de búsquedas y conocer cómo curucutear remotamente en las bases de datos cerradas a las “search engines“. Extraer información de las redes sociales no es posible sin el concurso de los amigos, y los amigos y conocidos de los amigos, y de otras personas cuyo contacto solo ha sido vía correo electrónico. Doy las gracias al profesor Ignacio Iribarren por haber enviado la foto de Ángel Palacio Gros, y por sus comentarios. Estoy muy agradecido con el profesor Luis Loreto por las anécdotas sobre Ángel Palacio Gros y por haberme vinculado con el Prof. Iribarren. Igualmente, agradezco la ayuda de mi amigo el profesor José Manuel Martínez Cabrero para las diligencias hechas para conseguir mayor información sobre Palacio Gros y por los recuerdos sobre su profesor de matemáticas de bachillerato en el Colegio América.

divider Page-Breaker

 

NOTAS

(*) Este dato de 1930 fue tomado de la página 459 en Forja y crisol: la Universidad Central, Venezuela y los exiliados de la Guerra Civil española: 1936-1958, de Juan José Martín Frechilla, Caracas, Universidad Central de Venezuela, Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico, 2006

(**) El proyecto La Escuela de Física que no conocí está concebido con una restricción autoimpuesta. A saber, que toda la información sobre los científicos y profesores mencionados en las tres listas del libro de Lindorf deberá ser recogida de los medios digitales usando la conectividad, Internet, motores de búsqueda, blogs, email, y las redes sociales. Con el proyecto se intenta presentar en una narrativa coherente los fragmentos digitales encontrados en la red sobre la vida de estos profesores que contribuyeron al desarrollo de la física y de la ingeniería en el país.

Este proyecto (para la fecha de su publicación en el 2013) ha producido diez ensayos: (1) la vida del misterioso físico austríaco Juan (Johannes) Gschwendtner; (2) Hajnal Ildikó Fényes, la primera profesora de física en la UCV; (3) Víctor Sánchez-Girón Núñez, el físico español especialista en magnetismo; (4) Jerzy Gintel, un físico y creativo pintor polaco; (5) Dos físicos, dos vidas y dos universidades: Rafael Grinfeld y Nicolás Szczerban; (6) Eduardo Gil Santiago (1903-1979), un físico español en la UCV; (7) El matemático aplicado ruso, Anatol Zagustin Berezina (1906-1992); (8) Fidel Alsina Fuertes (1912-1999): un físico argentino en Venezuela; (9) Jesús María Tharrats Vidal (1923-2001): Físico catalán, amigo de Dalí y profesor en la UCV y (10) Reclus Roca Vila: Especialista en dinámica de los fluidos.

(***) Sobre El Campesino escribe Julián Gorkin en “Cómo contribuí a salvar a Valentín González (El Campesino)“:

El padre de Valentín González era anarquista. Y eso fue él siempre en realidad: un anarquista nato. Un rebelde, un individualista. Es un temperamento impulsivo, pasional. Posee inmensas energías a las que necesita encontrarles empleo. Es, en suma, una auténtica tuerza de la Naturaleza con una absoluta pasión de justicia en el fondo. Cayó en el comunismo por verdadero error, creyendo que era otra cosa. Estoy seguro de que fue sincero en su error. Tuvo innúmerables conflictos con la dirección del partido comunista español y con los agentes enviados a España por el Kremlin; si no hubiera gozado de tan gran popularidad en la 46 División, que llevaba su nombre y parecía hecha a su imagen y semejanza, es evidente para mí que lo hubieran suprimido. Estuvieron a punto de hacerlo. En Teruel lo dejaron cercado para que lo mataran los franquistas y poder convertir después su cadáver en una bandera. Pero El Campesino es, según la expresión española, muy duro de pelar.

(****) En Republicanos y antifranquistas convertidos en Esclavos se puede leer lo siguiente:

…los republicanos defensores de la legalidad que se incorporaron al ejército voluntariamente ejerciendo cargos de responsabilidad o también los civiles que se distinguieron notoriamente por realizar actividades contra los sublevados (simples militantes o y también dirigentes de partidos políticos, sindicatos, funcionarios distinguidos de ayuntamientos, diputaciones, consejos de defensa, periodistas, escritores, mandos, oficiales y suboficiales del Ejército Popular de la República, etc., etc) fueron todos ellos considerados como reos del delito de “rebelión militar” y tras su clasificación como tales por la Comisión, pasaban directamente a una prisión (central, o provincial) bajo la jurisdicción de la Auditoría de Guerra del Ejército de Ocupación, la cual les sometía a un juicio sumario (en ocasiones, indiscriminado, colectivo y grupal) del cual se originaban numerosísimas condenas a muerte o a prolongadísimas penas de prisión (en módulos o paquetes de 12 años y un día, 20 años y un día, 30 años y un día, etc). Diversas fuentes calculan que estas Auditorías de Guerra produjeron al menos 70.000 fusilamientos desde 1936 a 1939 y otros 125.000 desde el final de la guerra hasta casi la década de los 40.

(1) Yajaira Freites, 1991 Una atalaya del saber: historia de la Academia de Ciencias Físicas Matemáticas y Naturales (1917- 1979). Tesis doctoral presentada para optar al titulo de Doctor en Ciencias del Desarrollo, el Centro de Estudios del Desarrollo (CENDES)- UCV.

SOBRE EL AUTOR: José G. Álvarez Cornett ( @Chegoyo en Twitter )

Miembro de COENER, del grupo “Physics and Mathematics for Biomedical Consortium“, y de la American Physical Society (APS). Representante de los Egresados ante el Consejo de Escuela de Física, Facultad de Ciencias, UCV.

JAC-minibio-pic1

© Chegoyo 2015.

Filed in: Escuela de Física Tags: , , , , , , ,

5 Responses to "Ángel Palacio Gros: matemático, soldado y profesor ucevista"

  1. Carlos Sosa says:

    Estimado Sr Cornett: he leído con inmenso placer su articulo sobre Ángel Palacios Gros y todos los detalles que en el aclara sobre su vida. Fui alumno suyo en el Colegio América y en la UCV. Fui testigo de la respuesta de Palacios a Joaquín Marín cuando pidió le hiciera un ejemplo. De hecho estaba sentado al lado de Marín. Lo visité años después en Paseo La Habana cuando estaba ya retirado en Madrid.
    Mi suegro, Simón Gómez Malaret fue instrumental como Vice-Presidente del Senado con AD en la venida de Palacios a Venezuela. Palacios asistió a mi boda (hace 50 años) y con mi suegro compartió ese día momentos muy agradables que todavía recuerdo.
    Gracias por su articulo
    Carlos

  2. admin says:

    Apreciado Carlos:

    Muchas gracias por tus comentarios. Me hace feliz saber que hay personas que se emocionan al leer mis ensayos con los que quiero reconstruir el aporte extranjero a la institucionalidad tecno-científica en Venezuela.

    En diciembre del 2014, el website donde escribía (Infociudadano.com) sufrió un hackeo (más otras cosas largas de explicar), esto me motivo a abrir Chegoyo.com. En la premura por restituir más de 40 ensayos en línea se adoptaron algunos criterios. Cuando estos criterios luego se volvieron digitalmente obsoletos ocurrió que para algunas fotos y textos en forma de fotos sus url en línea desaparecieron. No me había percatado de que esto también había ocurrido con el ensayo de Palacio Gros (con frecuencia reviso y corrijo).

    Ya todas las fotos acaban de ser restituidas. Así que hay cosas que antes no se podían ver y ahora si. Lo invito a mirar el ensayo nuevamente. Saludos y muchas gracias.

  3. Parma Camoi says:

    Estimado Sr. Cornett, Yo soy una de las personas que se emociona al leer su ensayo.
    Fui alumna del Prof. Palacios Gros en el Colegio America y luego una de sus 200 alumnos en la Univ. Central en la Facultad de Ingeniería.

    Su pasión por las matemáticas no quedaron en las cuatro paredes donde enseñaba, con el puro en la mano. Fue un extraordinario profesor, una persona impecable y una inspiración constante para mi.

    Desde el año 1967 hasta hoy en día, trato de seguir sus pasos. Soy profesora e investigadora de educación matemática. Estoy en la escritura de un libro donde su trabajo sera presentado. Mi linea es el desarrollo de una metodología innovativa bajo el nombre Enseñanza de las Matemáticas con Enfoque Humanista. Creo que el nombre honra al Prof. Palacios Gros, mi muy querido y respetado profesor de matemáticas…

  4. Parma Campo says:

    Correccion de nombre: Parma Campo

  5. Michele Curatolo says:

    Soy Miguel Curatolo, fui alumno del Prof Palacio Gros en el Colegio America en quinto año de Fisica y Matematicas , y posteriormente en la facultad de ingeniería de la UCV. En el Colegio America yo era el encargado de comprarle el puro Montecristo en la cervecería Rincon de Baviera que quedaba justo en frente del Colegio. La vida esta llena de “casualidades”: en el año 67 conoci a una chica bellísima y me enamore de ella. Nacida en Madrid hija de un medico extraordinario. Un dia me dijo que el Prof. Palacio Gros era amigo de familia y que cenaba todos los jueves en su casa. Un jueves Marta,, le dijo al Profesor que ” había conocido a un alumno suyo italiano”. Sin pensarlo dos veces Palacio Gros le dijo” Curatolo!!!!!” y seguido ” es buena gente”. Seguimos los jueves cenando en casa de mi novia y también lo visite en el Paseo de La Habana. Agradezco al Sr Cornett lo que ha escrito que me ha hecho regresar a mis años de joven. Sigo casado con Marta y muchas veces hablamos de las tertulias con Palacio Gros y de su memoria prodigiosa , contándonos anécdotas de sus innumerables alumnos que llegaron a ser hombres destacados en la vida de nuestra Venezuela. Una anécdota: Palacio Gros decía que “un negocio que se trata a las siete de la mañana , no es negocio”. Como buen español antes de las diez am era madrugada.

Leave a Reply

Submit Comment
© 2017 Chegoyo. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Proudly designed by Theme Junkie.
css.php