El talento polaco en Venezuela. El caso de los físicos y matemáticos

PROYECTO VES
José Álvarez-Cornett
(@chegoyo en Twitter)
CARACAS (Chegoyo.com)
16/Marzo/2019

Hoy, 16 de marzo, celebro mi cumpleaños 62.
¡Gracias a la vida!

En su poema A la mitad de la vida, el poeta polaco Tadeusz Różewicz dice:

Después del fin del mundo
después de la muerte
me encontré a la mitad de la vida
me creaba a mí mismo
construía la vida
la gente los animales los paisajes
(…)
la gente se alimenta para vivir
repetía
la vida humana es importante
la vida humana tiene un gran peso
el valor de la vida
supera el valor de todos los objetos
que ha creado el hombre
el hombre es un gran tesoro
repetía obstinadamente (…)

El talento polaco

Polonia es un pequeño país de Europa central que comparte su centralidad europea con Austria, las repúblicas Checa y Eslovaquia, las cuales hasta 1993 fueron un solo país llamado Checoslovaquia, y Hungría. Como comparación, Venezuela, otro país pequeño, tiene casi tres veces (2,93) el tamaño de Polonia.

Marie Curie (1867-1934)

Entre muchos y variados talentos, Polonia le ha dado al mundo a una gran científica como la doble premio Nobel Marie Curie (1867-1934) — en Física (1903) y en Química (1911)—, conocida en todo el mundo con ese nombre, Marie Curie, aunque su nombre de soltera en polaco era Mayra Salome Sklodowska; a un músico virtuoso como Fryderyk Chopin (1810-1849); a un papa muy admirado como lo fue Juan Pablo II, cuyo nombre en polaco era Karol Józef Wojtyla; a un extraordinario paladín de la democracia como Lech Walesa, ganador del premio Nobel de la Paz en 1983 y quien sirvió como Presidente de Polonia entre 1990 y 1995; y a tres premios Nobel de Literatura en lengua polaca (el escritor Henryk Sienkiewicz; 1905, y los poetas Czeslaw Milosz; 1980 y Wislawa Szymborska; 1996) y un cuarto Nobel de Literatura, Isaac Bashevis Singer (1978) quien no escribió en polaco sino en yidish.

En Polonia también nació el gran escritor y dramaturgo, autor de Ferdydurke, Witold Marian Gombrowicz (1904 – 1969), el conocido poeta Tadeusz Różewicz (1921–2014) y el famoso autor de ciencia ficción Stanislaw Lem (1921-2006), conocido, ente otros textos, por su obra Solaris (1961). Igualmente, fueron de origen polaco dos físicos ganadores del premio Nobel, Isidor Isaac Rabi (1898 – 1988), quien posteriormente se nacionalizó estadounidense, y Georges Charpak (nombre en polaco Jerzy Charpak, 1924 – 2010) quien luego se acogió a la nacionalidad francesa. 

La escuela polaca de matemáticas es muy famosa en el mundo por haber producido varios notables matemáticos. Entre ellos, Stefan Banach (1892-1945), Mark Kac (1914-1984), Alfred Tarski (1901-1983) y Stanisław Ulam (1909-1984). También es de origen polaco uno de los personajes más interesantes — y mi favorito — de la divulgación de la ciencia, el poeta y matemático Jacob Bronowski (1908-1974) conductor de aquella famosa serie El ascenso del hombre y autor de muchos ensayos sobre filosofía de la ciencia.

Bisontes europeos en el bosque Białowieska. Foto de Katarzyna Gubrynowicz.

Dos Patrimonios de la Humanidad

Polonia, además de sus bellas catedrales, tiene parque naturales muy hermosos. Y si en Venezuela, desde 1994, tenemos al Salto Ángel como Patrimonio de la Humanidad, en Polonia hay un sitio que me gustaría conocer: el bosque Białowieza (en polaco, Puszcza Białowieska), una reserva natural que contiene a uno de los últimos bosques vírgenes de Europa, el cual Polonia comparte con Bielorrusia, y que es el habitat del bisonte europeo (Bison bonasus). En 1976, el bosque Białowieza fue declarado por la Unesco como Reserva de la Biosfera y, en 1979, como Patrimonio de la Humanidad.

Comunicados por «un puente plateado»

Puede parecernos que Venezuela y Europa central son dos regiones del mundo alejadas y con pocas cosas en común. Sin embargo, para el escritor checo Milan Kundera, existen algunos aspectos que como «un puente plateado» nos unen, tales como el ser naciones relativamente pequeñas, el catolicismo, el barroco, el patriotismo, la violencia, y yo añado, el haber sufrido la furia del autoritarismo y de los procesos dictatoriales comunistas y la migración de gentes. En su libro El Telón, el escritor checo, Milan Kundera, lo explica así:

De pronto, vi mi Europa central inesperadamente cercana a América Latina: dos límites de Occidente situados en extremidades opuestas; dos territorios descuidados, despreciados, abandonados, dos territorios parias; y las dos partes del mundo más profundamente marcadas por la experiencia traumatizante del barroco.

La hospitalidad es otro aspecto en común entre los polacos y los venezolanos.

Por ese puente plateado pasaron de Polonia a Venezuela decenas de inmigrantes que tejieron vínculos que unen a las dos naciones y también, en la vía contraria, algunos venezolanos pasaron para ir a vivir, trabajar o estudiar en Polonia. En los años 1947-1949, al terminar la Segunda Guerra Mundial, desde los campos de refugiados, llegaron a Venezuela unos 4.000 polacos y, posteriormente, huyendo del comunismo llegaron decenas más. La mayoría de estos inmigrantes polacos establecieron en Venezuela pequeños negocios familiares  o se dedicaron a actividades profesionales.

Quizá el primer encuentro entre un venezolano y un polaco se dió cuando, en 1787, el prócer Francisco de Miranda (1750–1816) visitó al rey polaco Estanislao Augusto (Stanislaw Antoni Poniatowski; 1732–1798). Posteriormente, durante la guerra de Independencia, varias docenas de militares polacos vinieron a Venezuela y sirvieron al mando del Libertador Simón Bolívar (ellos son muchos para mencionarlos en esta nota, para detalles ver, Polonia y Venezuela. Historia y actualidad).  Entre los que vinieron destaca el soldado Gustaw Adolf Bergud (1772-1806) quien sirvió bajo las órdenes de Francisco de Miranda y fue ejecutado por los españoles en Puerto Cabello, ciudad en donde, hoy en día, en la Plaza de Hermandad, se puede ver su estatua cerca de la de Francisco de Miranda.

Estatua en Puerto Cabello del militar polaco Gustaw Adolf Bergud .

Los avatares de las vidas políticas de Venezuela y Polonia conspiraron para que el establecimiento de relaciones diplomáticas fuese algo tardío. Polonia y Venezuela establecieron relaciones diplomáticas a nivel de legación en el año 1933. Sin embargo, la falta de nexos diplomáticos no fue óbice para que vinieran viajeros polacos a Venezuela.

Por ejemplo, entre 1850 y 1853, el conocido botánico polaco, Józef Warszewicz (1812-1866) hizo un viaje de investigación a varios países de América Latina incluyendo a Venezuela. En 1885, el periodista viajero Zdzislaw Karol Morawski (1859-1928) realizó un viaje por Suramérica y pasó por Venezuela. También estuvo en Venezuela el geólogo y paleontólogo polaco, Józef Waclaw Siemiradzki (1858-1933).

Alberto Lutowski

Aunque el polaco que tuvo mayor impacto en la Venezuela decimonónica fue el ingeniero y arquitecto polaco Wojciech Lutowski (1809-1871), conocido en Venezuela con el nombre de Alberto Lutowski, constructor de caminos, edificos e iglesias e inventor de máquinarias industriales y agrícolas, quien nació en la tierra de Radom, Polonia y murió en Ciudad Bolívar; su biografía fue escrita por otro polaco que vivió en Venezuela, el arquitecto Leszek Zawisza (Cracovia, 1920 – Perugia, 2014) quien fuera por muchos años profesor del Centro de Investigaciones Históricas y Estéticas (CIHE) de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Los inmigrantes de Europa central han hecho diversos aportes al desarrollo de la sociedad venezolana. En particular, resaltan sus contribuciones a la ciencia y la tecnología y a la formación de científicos e ingenieros en Venezuela. Sin embargo, estos aportes no son conocidos.

El profesor de física de origen polaco Jerzy Gintel.

Proyecto VES

Por ello, en el Proyecto VES nos hemos sentido motivados a desarrollar la línea de investigación titulada: «La influencia en las ciencias físicomatemáticas en Venezuela de los científicos nacidos en la Europa central (Austria, Checoslovaquia, Hungría y Polonia)». Sin embargo, la falta de apoyo en Venezuela para los proyectos de investigación en historia de la ciencia y la tecnología ha dificultado desarrollar esta línea de investigación en profundidad para escribir los perfiles de vida de estos científicos de origen centroeuropeo en Venezuela.

Sin embargo, algunas excepciones son los casos del físico polaco-venezolano Jerzy Gintel (1920-2010) y la física húngara-venezolana Hajnal Ildikó Fényes cuyas vidas ya hemos estudiado.

En este artículo, por primera vez, presentaremos a nuestros lectores un esbozo del aporte polaco al desarrollo de la física y las matemáticas en Venezuela. Esperamos que en el futuro podamos estudiar y escribir los perfiles de vida de estos científicos con tanto detalle como ya lo hicimos con el profesor Jerzy Gintel.

Recordamos que el Proyecto VES es una iniciativa de investigación independiente de “arquelogía histórica digital” — usando Sondeo Histórico Digital (SHD) —  que solo usa internet y las redes sociales para investigar las vidas de los científicos inmigrantes en Venezuela y las vidas de los científicos venezolanos que han emigrado a otras latitudes con un sesgo hacia las disciplinas físicomatemáticas incluyendo a la computación y las ingenierías.

Otros talentos polacos en Venezuela

Dr. Edward Grom.

Pero antes de pasar al tema que nos ocupa, y sin ánimo de ser exhautivos, mencionaremos el aporte de algunos polacos en otras disciplinas diferentes a la física y las matemáticas.

En Venezuela, además del ya mencionado arquitecto Leszek Zawisza, destacan varios talentos polacos como el entomólogo agrícola Wacław Szumkowski (1891-1967) quien trabajó para el Departamento de Plagas y Enfermedades, Centro de Investigaciones Agronómicas, Ministerio de Agricultura y Cría en Maracay, Estado Aragua combatiendo las plagas del algodón y posteriormente pasó a ser parte de la Facultad de Agronomía de la UCV; y el médico oftalmólogo Edward Grom (1917-1998) quien nació en el poblado de Rohatyn, que hoy es parte de Ucrania, se graduó, en 1941, de Médico cirujano en Lwow (en español Leópolis, e, igualmente, parte de Ucrania) y de Doctor en Medicina (Summa Cum Laude, 1947), en Varsovia, y, en 1955, revalidó en la UCV su título de Médico — el Dr. Grom fundó el Instituto Nacional de Oftalmología, adscrito al Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (MSAS), y desde 1977 hasta 1985, se desempeñó como Jefe de la Cátedra y del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario de Caracas, sus investigaciones médicas se relacionaron con la anatomofisiología comparada del ojo, psicofisiología de la visión, patología de los tumores oculares y cirugía de la retina.

También nacieron en Polonia el conocido filólogo y ensayista Ángel Rosenblat (Wegrów, Polonia, 1902 – Caracas, 1984) y los esposos Andrzej y María Magdalena Antczak.

Ángel Rosenblat vino a Venezuela en 1946, y, en 1950, obtuvo la nacionalidad venezolana, y llegó a dirigir el Instituto de Filología Andrés Bello de la Universidad Central de Venezuela. Su obra es extensa, entre otros trabajos, Rosenbalt es famoso por su libro Las buenas y malas palabras.

Por otra parte, los esposos Antczak son ambos arqueólogos y profesores en la Universidad Simón Bolívar, aunque, hoy en día, dada la situación del país, residen en Leiden, Holanda. Los esposos Antczak  son muy conocidos por su trabajo de arqueología en el archipiélago Los Roques y por su hermoso libro Los ídolos de las islas prometidas.

El video que se muestra abajo corresponde a una presentación de los profesores Antczak  sobre sus investigaciones arqueológicas durante el evento TEDxTierraDeGracia, realizado en el 2010 en la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela, el cual fue creado, producido y conducido por quien esto escribe con la colaboración de un puñado de valiosos voluntarios.

Por otra parte, la bailarina Nina Novak (nacida en 1927) y varios músicos de orquestas de cámara en Venezuela son de origen polaco (para detalles ver, Polonia y Venezuela. Historia y actualidad). Asimismo, el recién fallecido economista y periodista Teodoro Petkoff era hijo de padre búlgaro y madre polaca (la médico Ida Malek).

Más recientemente, la bióloga polaca Izabela Stachowicz, egresada de la Facultad de Biología en la Universidad Jaguelónica, en Cracovia, interesada en la biología de los trópicos, realiza su doctorado en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC). Por otro lado, cruzando el puente en la otra dirección, la venezolana Eugenia Pereyra, Licenciada en Biología por la Universidad Central de Venezuela, realizó el Doctorado en Ciencias Naturales en la Universidad de Varsovia.

Físicos y matemáticos polacos en Venezuela

Los matemáticos

En el presente, aunque tenemos algunas pistas, contamos con pocos detalles sobre la presencia de los matemáticos polacos y sus actividades en Venezuela. Solamente hemos encontrado evidencias sobre la participación de matemáticos polacos en el Departamento de Matemáticas del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y en la Universidad Central de Venezuela.

A pesar de que la escuela de matemáticas polaca es muy famosa en el mundo, la presencia de los matemáticos polacos en el país ha sido menor que la de los físicos polacos. 

Wiktor Marek. Foto oficial tomada por el College of Engineering, University of Kentucky, en noviembre 2008.

En el IVIC, cuyo Departamento de Matemáticas fue fundado hacia 1969 por el matemático venezolano Luis Báez Duarte (1938-2018), el primer matemático polaco visitante fue Wiktor Marek (nacido en 1943) de la Universidad de Varsovia. El matemático Marek, un especialista en lógica matemática, vino a Venezuela dos veces (1979-1980 y 1982-1983) y en cada visita estuvo un año para una estadía acumulada de dos años. Marek trabajó en el IVIC con el matemático venezolano, doctorado en el MIT, Carlos Di Prisco y también estuvo activo dictando cursos en el postgrado de matemáticas de dicha institución. Marek es hoy profesor emérito de la Universidad de Kentucky.

En el año 2000, en un artículo sobre la vida en el Departamento de Matemáticas del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, Di Prisco recuerda que con Wiktor Marek

… establecí una relación de trabajo que para mi ha sido muy importante y una amistad que todavía perdura. La cercanía de un colega como Marek hizo cambiar totalmente mi rutina de trabajo ya que hasta entonces no contaba en el IVIC con un colega de mi especialidad. Durante su estadía en el IVIC nos reunimos diariamente de lunes a viernes para hablar de teoría de conjuntos y quedó tácitamente establecido que los lunes, después del “descanso” de fin de semana, cada uno debía traer por escrito algún resultado, o algunas ideas nuevas, o por lo menos un resumen de lo que habíamos discutido la semana anterior.

Foto reciente del Prof. Lech Maligrand.

También, desde 1989, estuvo en el IVIC, por un período de cuatro años, el matemático polaco Lech Maligranda, especialista en interpolación de operadores, quien posteriormente se fue a trabajar a Lulea, Suecia, en la  Luleå University of Technology. También sabemos que el profesor Pawel Zbierski, especialista en lógica matemática, de la Universidad de Varsovia estuvo alguna vez de visita en el IVIC.

Prof. Marco Paluszny

Por otra parte, en la Facultad de Ciencias de la UCV tenemos el caso del matemático polaco-venezolano Marco Paluszny Kluczynsky, hijo de inmigrantes polacos quien vino a Venezuela con sus padres contando ya con nueve años de edad.

Marco Paluszny, nació en Lodz, en 1950, hizo su primer y segundo grado de primaria en Polonia, el bachillerato en el Colegio Humboldt de Caracas (1963-1968) y, luego, estudió matemáticas en la UCV (Licenciado en Matemáticas, 1973). Posteriormente, realizó el doctorado en la Universidad de California, San Diego (1977) en el área de geometría en donde trabajó con el matemático Jay P. Fillmore (título de la tesis, Conformal Structures on Quadratics).

A su regreso a Venezuela, Paluszny se desempeñó, entre 1977 y 2003, como profesor e investigador en el Departamento de Matemáticas de la Escuela de Física y Matemáticas (EDFM) (hoy, Escuela de Matemáticas) de la UCV. Ahora, debido a las dificultades que presenta la sociedad venezolana,  Marco Palunszy emigró a Colombia en donde actualmente se desempeña como profesor en la Escuela de Matemáticas, Facultad de Ciencias, Universidad Nacional de Colombia, Sede Medellín, y en donde realiza aplicaciones de la geometría a las imágenes médicas, temas estos que ya había iniciado en Venezuela.

A principios de los años ochenta, por invitación de Marco Paluszny vino por un año a Venezuela el especialista en geometría diferencial Andrzej (Andrés) Zajtz (nacido en 1932) de la Universytet Jagiellonski en Cracovia quien, junto con un grupo de colaboradores, trabajaba allá en un tema popular en las matemáticas de la época llamado ‘fibrados naturales’.

También tenemos el peculiar caso de Jerzy (Jorge) Jurkiewicz (al parecer fallecido circa 2008).  La información que disponemos no es muy clara y requiere ser validada. Según parece, en 1965, teniendo algún conocimiento avanzado de matemáticas ya que era un estudiante de matemáticas en Polonia, Jerzy Jurkiewwicz vino a Venezuela por un semestre debido a que su padre, el economista Sr. Jurkiewwicz,  ejercía como Agregado Cultural de la Embajada de Polonia en Venezuela y por motivos que desconocemos.

En Caracas, el joven Jerzy (también llamado familiarmente Yurek) hizo amistad con los estudiantes de la Licenciatura en Matemáticas de la UCV y  asistió a algunas de sus clases. Por ejemplo,  auditó un curso que dictó el profesor Carlos Quezada de introducción al calculo differencial  y fundamentos de análisis que utilizaba como texto el libro Foundations of Modern Analysis del matemático francés Jean Dieudonné (1906-1992). Ninguno de los estudiantes venezolanos en ese curso entendía nada, excepto por Yurek que ya tenía conocimiento sobre los espacios métricos de Banach. Algo que, según parece, los estudiantes de matemáticas polacos conocían ya que Stefan Banach (1892-1945) fue un famoso matemático polaco. Jerzy Jurkiewwicz fue un amante del montañismo, y durante su estadía hizo aun poco de turismo de aventura en Venezuela.

Veinte años después (circa 1985),  Jerzy Jurkiewicz (tal vez, este Jerzy Jurkiewicz) quien ya era un matemático especializado en Geometría algebraica,  vino a Venezuela, a la UCV, por un año, invitado por el grupo de Álgebra de la EDFM y durante su estancia alquiló el apartamento en Santa Mónica del profesor de física Fernando González-Jiménez (1941-2012) (ver más abajo) quien, casualmente, para el momento, salía de viaje a Francia (especulo que de año sabático).

Durante su visita en Caracas, Jerzy Jurkiewwicz dictó cursos de Álgebra y Geometría algebraica y en el transcurso de su estadía recibió la noticia de la muerte de su padre el Sr. Jurkiewwicz quien falleció en Polonia durante una operación del corazón.

Para finalizar este recuento, tenemos que, a fines de los años sesenta, un venezolano, Jaime Guerra, hizo sus estudios de Matemáticas en la Universidad de Varsovia y el doctorado (1984) en cálculo numérico, en la Universidad de Upssala en Suecia y actualmente se desempeña como profesor en la UCV.

Los físicos

En la UCV

El primer físico polaco en Venezuela fue Jerzy Gintel (1920-2010) quien arribó al país en el año 1953. Aquí, Jerzy Gintel investigó en la física de los materiales dieléctricos, enseñó diferentes aspectos de esta disciplina científica, escribió libros de texto, editó una revista juvenil sobre ciencia, se dedicó a la pintura e, inspirado en temas de la física, escribió cuentos y relatos para los jóvenes. En Polonia, el profesor Arkadiusz Piekara interesó a Jerzy Gintel en la física y sus problemas. Sin embargo, los estudios de Gintel en la Universytet Jagiellonski en Cracovia fueron en ingeniería eléctrica.

En la foto de Carlos Herrera (tomada circa 1959), vemos, desde la izquierda, a Manuel Bemporad, Eduardo Gil Santiago (1903-1979), Jerzy Gintel y Salvador Velayos (1908-1997).

En Venezuela, Gintel se desempeñó, primero como ingeniero de la empresa Electricidad de Caracas, y, luego, cuando se crea la Facultad de Ciencias de la UCV en 1958, pasó a ser profesor en la Escuela de Física y Matemáticas (EDFM) de esa casa de estudios. Posteriormente, a fines de los años sesenta, se trasladó a la Facultad de Ingeniería de esa misma institución en donde trabajó hasta su jubilación. En octubre de 2012 publicamos un ensayo sobre el profesor Gintel dando detalles de su vida y obra, Jerzy Gintel (1920-2010): Físico, artista y profesor pionero ucevista.

Físico polaco Arkadius Piekra

El profesor Arkadiusz Henryk Piekara (1904 – 1989) es el segundo físico polaco en Venezuela. Piekara fue un físico polaco egresado de la Universidad de Varsovia, interesado en la física de los materiales dieléctricos, la ferroelectricidad y los fenómenos no lineales en materiales dieléctricos y en óptica. En 1963, el Profesor Piekara, invitado por Gintel, pasó un tiempo en Caracas como profesor contratado en la EDFM de la Facultad de Ciencias de la UCV.

En la UCV también jugó un papel importante el físico polaco George Bemski pero como su rol principal como investigador lo cumplió en el IVIC, su caso será presentado al tratar a los fisicos polacos que trabajaron en el IVIC.

También está el caso del físico polaco Andrzej Boguslaw Fulinski (n. 1942), doctorado en el Institute Physical Chemistry, Varsovia,1960 (Habilitación, 1966, Universidad Jaguelónica), profesor de la Universidad Jaguelónica, en Cracovia, quien estuvo como profesor visitante entre 1981 y 1982. Su visita fue arreglada por el profesor Henryk Gzyl, un fisicomatemático que también es de origen polaco pero cuyo caso será tratado aparte (ver más abajo).

En la ULA

La Facultad de Ciencias de la Universidad de Los Andes (ULA), en Mérida, fue fundada, el 1 de agosto de 1969. En ese año, a esta universidad llegó la física polaca Teresa Szwacka, quien recibió su maestría en fisica teórica, el doctorado y la habilitación por la Universidad de Varsovia, y por tanto es uno de los profesores fundadores del Departamento de Física de la Facultad de Ciencia de la ULA. Teresa Szwacka es autora, junto con su hijo, Nevill González Szwacki (recordar que los apellidos polacos tiene género: terminación -cki para varones y -cka para hembras), de un texto sobre cristalografía elemental (Basic Elements of Christallography, 2nd Edition, Pan Stanford Publishing Pte. Ltd., 2016). Teresa Szwacka también es autora de un libro sobre Física de Estado Sólido. El campo principal de investigación de la profesora Szwacka es el estudio teórico de las propiedades ópticas y de transporte de sistemas de semiconductores a granel (bulk) y de baja dimensión.

Texto de la Profesora Teresa Szwacka.

Por otra parte, el venezolano  Nevill González Szwacki obtuvo un master en física teórica en la Universidad de Varsovia y, en el 2003, el Doctorado en Física computacional por la Academia de Ciencias de Polonia y, desde el 2010, y después de haber realizado un posdoctorado en Texas, EE. UU., es profesor en el Instituto de Física Teórica de la Universidad de Varsovia donde realiza modelaje matemático de nuevos materiales magnéticos y no magnéticos.

A mediados de los años setenta (¿1974 o 1975?) también llegó a la ULA el físico experimental polaco Witold Giriat (1926-2001), especialista en la física de materiales semiconductores. En estos momentos sabemos poco sobre sus actividades en la ULA, al parecer trabajó en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad de los Andes. Sin embargo, su caso será presentado cuando hablemos de los físicos polacos en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC). Esto se debe a que, en 1978 (aproximadamente),  Giriat se trasladó al Centro de Física del IVIC en donde cumplió un papel importante en el desarrollo de la física experimental. El profesor Giriat estuvo casado con la Dra. Jolanta Stankiewicz quien, para la época, también trabaja en la física de semiconductores.  Sabemos que en 1972 Jolanta Stankiewicz estaba haciendo en doctorado y estaba adscrita al Instituto de Física Experimental de la Universidad de Varsovia mientras que, por esos años, Witold Giriat trabajaba para el Instituto de Física de la Academia Polaca de las Ciencias en Varsovia.

No obstante, en 1975-76, Jolanta Stankiewicz estuvo trabajando en la ULA de permiso (on leave) del Instituto de Física Experimental de la Universidad de Varsovia y junto con Witold Giriat publicó varios trabajos. Sabemos que para 1978 ambos científicos polacos estaban adscritos al IVIC. Es posible que hayan ingresado en 1976.

La profesora Jolanta Stankiewicz.

Los físicos polacos en el IVIC

En el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) trabajaron tres físicos polacos George Bemski (1923-2005), Witold Giriat (1926-2001) y Jolanta Stankiewicz (nacida en 1946).

Según refiere Ismardo Bonalde en su libro Física y su institucionalización en Venezuela (Ediciones IVIC, 2018), el Centro de Física del IVIC fue creado en 1964 con el nombre Sección de Física e

.. inició sus actividades en enero de 1965 bajo la coordinación de Manuel Bemporad. La sección siguió la estructura general del IVIC de organizar los grupos de investigación en laboratorios que constituían las unidades primarias de trabajo. Pero esa distribución inicial duró poco, pues entre 1966 y 1971 se realizaron dos cambios estructurales. En el año 1972 pasó a llamarse centro y volvió a ordenarse por laboratorios.

El físico George Bemski.

George Bemski

En 1958, Manuel Bemporad (1923-2007) fue el director fundador de la Escuela de Física y Matemáticas (EDFM) de la UCV y, desde 1965, se encontraba prestado al IVIC para ejercer la coordinación de este centro. Ahora, como Bemporad debía regresar a la UCV, hubo que buscar a un reemplazo y, en 1969, ese reemplazo fue el físico polaco-americano George Bemski. En el IVIC, Bemski además de coordinar el centro estaba a cargo del Laboratorio de Resonancia Magnética I (el Laboratorio de Resonancia Magnética II estaba a cargo del profesor Carlos Gago) 

George Bemski, nació en Varsovia, el 20 de mayo de 1923, debido a la persecucción nazi a los judíos, a los 17 años, junto con sus padres debió emigrar primero a Suiza, en donde terminó el bachillerato, y luego a México, en donde trabajó por algún tiempo hasta que pudo inscribirse en los estudios superiores (Universidad Autónoma de México, UNAM, en ingeniería eléctrica). Estudios universitarios que no culminó ya que, en 1946, decidió cambiarse a física y estudiar la carrera en la Universidad de California, Berkeley (B.A., 1949), en donde también obtuvo el doctorado (Ph.D.) en Física (1953).

Debido a que obtuvo la ciudadanía estadounidense (antes de 1949) debió prestar servicio militar por un año en Japón. Después del doctorado pasó a formar parte del personal técnico de los Laboratorios Bell, en Murray Hill, New Jersey dedicándose a investigar en el campo de Resonancia Paramagnética Electrónica (EPR, por su siglas en inglés) aplicando esta técnica a fenómenos biológicos.

Bemski aceptó una invitación para ir temporalmente a trabajar a Brasil (al Instituto Tecnológico de Aeronaútica, ITA) como profesor visitante y, allí, se enamoró del Brasil, su gente y cultura. En 1960, el físico brasileño Leite Lopes (1918-2006) invitó a George Bemski a trabajar en el CBPF (Centro Brasileiro de Pesquisas Físicas) y Bemski aceptó dejando su trabajo en los Laboratorios Bell. Sin embargo, en 1964, debió regresar a los EE. UU. porque podía perder su nacionalidad estadounidense. Entonces se regresó y comenzó a trabajar como profesor de Física en el Albert Einstein College of Medicine, en Nueva York, publicando trabajos como, por ejemplo, Electron spin resonance of four human hemoglobins .

En 1968, Manuel Bemporad, por intermedio de Leite Lopes, hizo contacto con Bemski y lo invitó a visitar el IVIC para oferecerle el cargo del Jefe del Departamento de Física del IVIC. A Bemski le gustó  el ambiente en el IVIC y aceptó dirigir a una institución joven con menos de una docena de físicos y un reactor nuclear de investigación. Como ya se dijo, en el IVIC Bemski se encargó de la dirección administrativa del Departamento de Física, que luego se llamó Sección de Física, al tiempo que también trabajaba en Laboratorio de Resonancia Magnética I.

En 1976, los dos laboratorios de resonancia magnética se combinaron en uno solo bajo la dirección de George Bemski. En el IVIC, Bemski continuó con sus investigaciones en biofísica y, en paralelo, se vinculó como profesor a dedicación parcial en el Departamento de Física de la EDFM de la Facultad de Ciencias, UCV. En donde, además de dictar clases y seminarios, dirigió varias tesis de grado. Tal vez, lo que lo motivó a ello, fue que, para la época, en el IVIC no había estudios de posgrado y, por ello, no había estudiantes graduados para hacer las investigaciones científica. En la UCV, George Bemski dirigió siete tesis de grado.

AÑONOMBRE ESTUDIANTETÍTULO TESIS
1968Ignacio Ferrín Construcción de un aparato para la medición del efecto Hall y medidas en silicio.
1968Vladimir LeónDefectos en silicio y germanio producidos por quenching (templado) e irradiación
1969Juan Pedro GallinarEstudio de la relajación protónica en el sistema acuoso hemoglobina-cobre
1974José BencomoEstudio de la ligadura del ión metálico Mn(+2) a la molécula de hemoglobina mediante medidas de la relajación
1974Urbano CamachoVariación con la temperatura de las probabilidades de emisión sin retroceso de Co57 en silicio
1974Edén DelgadoEstudio de difusión de Co57 en silicio por medio del efecto Mössbauer
1976Leonardo Araujo Estudio de la difusividad del Co 57 en Si (cotutoreada con Fernado González-Jiménez)

El grupo de Mössbauer de la EDFM (hoy, y desde 1974, Laboratorio de Magnetismo), entre 1972 y 1973, quedó un tanto acéfalo porque dos de sus fundadores estaban haciendo el doctorado en Francia (Fernando González-Jiménez (1941-2012) y Renato Iraldi) y el tercer fundador, el físico argentino Juan Peyre (fallecido) había regresado a la Argentina. Así que durante esos años, Bemski fungió como la cabeza del grupo.

En 1976, George Bemski estuvo de sabático en Río de Janeiro, Brasil en la Pontificia Universidad Católica (PUC) y, al regresar a Caracas, comenzó a pensar en regresar a Brasil. Y, en 1978, aceptó un cargo en el Departamento de Biofísica de la PUC. Años después, en 1982, Bemski se mudó al CBPF y, desde 1993, fue profesor emérito de esa institución hasta su muerte, en Río de Janeiro, el 30 de diciembre del 2005.

Witold Giriat

El físico experimental Witold Giriat

Witold Giriat llegó a ser un experto en el crecimiento de cristales.  En el libro The Spectroscopy of Semiconductors (1992) se le menciona en los agradecimientos diciendo «Witold Giriat, who supplied many exquisite crystals».

Wittold Giriat nació, el 1 de enero de 1926, en el pueblo de Koziany, cerca del río Dysna, que, hoy en día, es parte de Belarus.

La guerra malogró la juventud de Witold Giriat. Cuando el Ejército Rojo invadió Polonia (el 17 de septiembre de 1939) desde el este y el ejército alemán (Wehrmacht) atacó desde el oeste (el 26 de junio de 1941), en algún momento entre estos eventos, Witold Giriat, con 17 años, fue detenido por la Gestapo y enviado al campo de concentración de Osnabrück, en el noroeste de Alemania, de donde, enflaquecido y muerto de hambre, fue liberado por las tropas británicas (el XVII Cuerpo del Segundo Ejército comandado por el general Montgomery), el 4 de abril de 1945.

Al culminar la guerra, Witold Giriat terminó su educación en Wrocław (Breslavia, en español) una ciudad ubicada en el occidente de Polonia. En la Universidad de Wrocław, en 1952, termina sus estudios de pregrado en Física, y, luego, continuó en la Universidad de Varsovia. Sus investigaciones en física las realizó en el Instituto de Física de la Academia Polaca de la Ciencia. Allí obtiene el Doctorado en Física, en 1962, y la Habilitación, en 1964. Según afirma el físico Rodrigo Medina, las investigaciones realizadas por Giriat en el Instituto de Física lo convirtieron en un experto en la preparación y caracterización de materiales semiconductores compuestos, binarios y terciarios. Igualmente, Giriat está considerado como un experto en crecimiento de cristales y en la física de semiconductores magnéticos. En Polonia, en 1964, recibió el premio de la Sociedad de Física de Polonia y, en 1973, de la Academia de Ciencias. Fue profesor visitante en varias instituciones como Brown University, Universidad de París VI y los Laboratorios Bell.

El 27 de junio de 1972 se casó con Jolanta Stankiewicz (la pareja se divorció en agosto de 1988). Y, como ya mencionamos, en 1974/75/76 estuvo en la Universidad de Los Andes. De donde se trasladó al IVIC (fecha exacta por determinar). En 1978, publicó un trabajo con Mario Vecchi  (a quien ya estudiamos en Proyecto VES), titulado «Photoluminescence in CuGaSe2».

En el IVIC, Witold Giriat, dirigió el Laboratorio de Semiconductores. En palabras de Rodrigo Medina:

Desde 1983 es Investigador Titular del IVIC. La extensa labor científica del Dr. Giriat, 158 publicaciones, de las cuales la mitad ha sido hecha desde su ingreso en el IVIC (…) En su etapa polaca se dedicó especialmente a los semiconductores de brecha pequeña, aptos para servir como detectores de radiación infrarrojo. También ha trabajado con materiales para celdas fotovoltaicas y más recientemente se ha convertido en uno de los expertos mundiales en la preparación de semiconductores magnéticos, materiales que han suscitado gran interés, como lo demuestra la gran variedad de sus colaboradores de todas partes del mundo.

Específicamente sus líneas de investigación en el IVIC fueron

  1. TECNOLOGÍA DE SEMICONDUCTORES. Obtención de los monocristales de semiconductores magnéticos diluidos puros y con diferente grado de dopaje.
  2. PROPIEDADES ÓPTICAS Y MAGNÉTICAS DE SEMICONDUCTORES. Determinación de los parámetros de las bandas de energía y estudiar comportamiento de elementos magnéticos en semiconductores.

Witold Giriat, en los años ochenta y noventa, mediante un convenio entre la Universidad Tecnológica Nacional de Argentina y el IVIC, Witold Giriat fue invitado a dictar cursos en ese país (en relación con el proyecto PRINSO (Programa de investigaciones en sólidos) y colaboró con varios grupos en el tema de crecimiento de monocristales y también ayudó a los grupos argentinos «hasta [en] la construcción de la infrastructura y nos brindó sus conocimientos con una gran generosidad».

A Witold Giriat el IVIC le otorgó el rango de Investigador Emérito. Witold Giriat murió, en Caracas, el 9 de enero del 2001.

Dra. Jolanta Stankiewicz

Jolanta Stankiewicz

Jolanta Stankiewicz, nació en Varsovia, el 28 de junio de 1946, hija de Stanislaw y Jozefa (Ciepielewska) Stankiewicz. En 1968, obtuvo el Master en Física en la Universidad de Varsovia y, en 1972, el doctorado en Física. Entre 1974 y 1976 ejerció como profesora de Física en la Universidad de los Andes (ULA), en Mérida y, en 1976, ingresó como investigadora en el IVIC.

A mediado de los años ochenta (1984-1985) trabajó en las instalaciones de la International Business Machines Corporation (IBM), en Yorktown Heights, Nueva York.  Luego, entre 1986 y 1989, fue Profesora Asociada en la Universidad Simón Bolívar. En el IVIC, Jolanta Stankiewicz obtuvo el rango académico de Investigador Titular.

Como ya se dijo, en 1972, Jolanta y Witold Giriat contrajeron matrimonio. Pero, en 1988, la pareja se divorció. Esto, al parecer, hizo que en el IVIC surgiera un nuevo laboratorio de física experimental, el Laboratorio de Propiedades Ópticas y de Transporte en Semiconductores dirigido por Jolanta Stankiewicz hasta febrero de 1996, y quien anteriormente estaba en el Laboratorio de Semiconductores dirigido por Witold Giriat. En este nuevo laboratorio trabajó con el físico ruso Viatcheslav M. Yartsev (egresado de la Universidad Estatal Lomonosov de Moscú) y Jean El Khoury. Luego de la partida de la Dra. Stankiewicz, Viatcheslav Yartsev quedó a cargo del grupo. El Dr. Yartsev, hoy en día, vive en Ontario, Canadá y trabaja en el Departamento de Biofísica Médica de Western University.

En este laboratorio se trabajaron las líneas de investigación siguiente: Propiedades ópticas de semiconductores magnéticos diluídos (J.S. y J.ElK.) y Propiedades ópticas y de transporte en semiconductores orgánicos de baja dimensión (Yartsev).

A fines de los años noventa, la Dra. Stankiewicz emigró a España. Primero estuvo en la Universidad de Granada (1991-1992) (posiblemente un sabático del IVIC) y, luego, en la Universidad de Zaragoza.

Henryk Gzyl Buchholz: Un matemático entre los físicos

Henryk Gzyl, en la actualidad como profesor en el IESA. Foto: IESA

La vida de Henryk Gzyl ha estado entre la física y las matemáticas. Graduado como Licenciado en Física en la Universidad Central de Venezuela, en 1967, con una tesis en física nuclear teórica cuyo título es «Ecuaciones de Fadeev para el problema de tres cuerpos y su aplicación al scattering neutrón-deuterio», realizada bajo la tutoría del físico español Onofre Rojo Asenjo (n. 1923), en 1971, Henryk Gzyl viajó a los EE. UU. en donde realizó el doctorado en Matemática, en la Universidad de California, San Diego bajo la asesoría del probabilista Ronald Kay Getoor (1927-2017), un matemático estadounidense especialista en teoría de los procesos Markov y teoría de potenciales, el título de su tesis doctoral es Levy Systems of Time-Changed Processes and a Variation on a Theme by Maisonneuve (1975).

Henryk Gzyl (sentado) como estudiante del Laboratorio de Física Nuclear conducido por el físico brasileño Flavio Livi  (con corbata). Sus compañeros de clase (desde la izq.) Joaquin Sitte, Fernando García Golding e Ignacio Ferrin. Circa 1966. Foto: Archivo personal de Henryk Gzyl.

La Segunda Guerra Mundial y el avance de tropas soviéticas sobre Polonia son la causa de que Henryk Gzyl haya nacido, el 3 de febrero de 1946, en Stuttgart, Alemania y no en Polonia que era la tierra de sus padres Henryk Gzyl, padre (nacido Busko-Zdrój) y Salome Buchholz (nacida en la ciudad de Lwów que en español se dice Leópolis). Huyendo de las tropas soviéticas los padres de Henryk Gzyl llegaron a Alemania en donde se conocieron. En 1948, con el apoyo del cónsul de Venezuela en Stuttgart, la familia Gzyl-Buchholz emigró a Venezuela.

En palabras del propio Henryk Gzyl¹:

Mi infancia transcurre entre Caracas (Catia) y Falcón (Cardón). Entre la calle y el monte. Recuerdo mi fascinación por los aparatos electrodomésticos y desde entonces ya comienzan mis primeros cortocircuitos.

Llegada la hora de escoger una carrera universitaria, el joven Henryk Gzyl pensó estudiar ingeniería en la Universidad Central de Venezuela, pero

la cola [para inscribirse en la carrera de ingeniería] era muy larga, así que me decidí por la de Física que era mucho más corta. Además la Física tenía algo romántico que me atraía. Después de quemar varios aparatos en el laboratorio me dediqué a la física teórica. Y desde el principio me di cuenta que para dominar la física teórica se requiere una base matemática muy fuerte.

Me gradué de físico en 1967 y por aquella época pasó por Venezuela Adriano Garsia [matemático estadounidense nacido en Tunisia, en 1928, de padres italo-tunecinos], tutor de Luis Baez Duarte, quien me arregló todas las cosas para que me fuera con él a estudiar a la Universidad de California. Allí comencé a trabajar sobre Teoría Combinatoria con Garsia. Aunque terminé haciendo la tesis en Teoría Probabilística de Potencial con Ronald Getoor, de mi interacción con Garsia tengo el gratísimo recuerdo de su gran y contagioso, entusiasmo por la matemática.

Gzyl se casó con Christina Betz quien también recibió el doctorado en Matemáticas, en 1975, bajo la tutoría de Ronald Getoor.

Desde 1983, Henryk Gzyl es profesor titular de la Facultad de Ciencias, UCV. Aunque la mayoría de su docencia e investigación ha sido en Matemáticas, su afiliacion en la Facultad de Ciencias ha sido con el Departamento de Física de la Escuela de Física y Matemáticas (EDFM) (hoy, Escuela de Física ya que la EDFM se separó en dos escuelas en 1998).

El profesor Gzyl también ha dado clases en otras universidades: Universidad Simón Bolívar (Depto. de Cómputo y Estadística, 1998 y 2004; y 2005-2007), Universidad Carlos III de Madrid (Departamento de Estadística, 2004 y 2010), y como Profesor invitado en la Universidad de Navarra (Depto. de Métodos Cuantitativos, Facultad de Economía, Abril-Junio 2007 a 2010). Y, desde el 2007 hasta el presente, se desempeña como Profesor invitado en el Centro de Finanzas del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA).

Entre 1982 y 1983 estuvo de año sabático en el Mathematical Center (CWI), en Amsterdam, Países Bajos, y, entre 1989 y 1990, en el Departamento de Matemáticas, Universidad Autónoma de Madrid, Madrid, España.

Las publicaciones académicas de este fisicomatemático de origen polaco son cerca de 150 artículos publicados en revistas científicas arbitradas. En Matemáticas, los temas de investigación de interés de Henryk Gzyl son la teoría de probabilidades y sus aplicaciones en ecuaciones diferenciales y problemas inversos. Más recientemente, debido a su vinculación con el IESA, Gzyl se ha interesado en las Matemáticas Financieras y en la aplicación de la teoría de probabilidades a las finanzas. Y, aunque él ha publicado poco en Física, las revistas Journal of Mathematical Physics y Hadronic Journal traen algunos de sus trabajos sobre sistemas cuánticos (integración de las ecuaciones de movimiento de Heisenberg, sistemas cuánticos sujetos a pulsos aleatorios y, entre otros, aspectos de las descripciones clásicas y cuánticas de una particula en un campo magnético) y la revista Journal of Statistical Physics presenta algunos de sus trabajos en Mécanica Estadística (por ejemplo, soluciones a las ecuaciones master e integración de las ecuaciones de Boltzman). El profesor Gzyl también ha trabajado en problemas asociados con la propagación de ondas (teoría de inversión y metodos probabilísticos para el análisis de ondas).

En 1957, en dos trabajos, el físico Edwin Thompson Jaynes (1922-1998) expuso una interpretación de la termodinámica basada en el principio de la entropía máxima. El profesor Henryk Gzyl se ha dedicado a estudiar y aplicar la entropía máxima a difefrentes problemas. Es autor del libro “The Method of Maximum Entropy”, World Scientific Publishers, 1995.

Entre otros de los libros publicados por Henryk Gzyl están: “Linear Inverse Problems: The Maxentropic Connection” (con Yurayh Velásquez), World Scientic Publishers,Singapore, 2011; Diffusions and Waves, Publicado en la serie Mathematics and its Applications, Kluwer Academic Publishers, 2002; y Hamiltonian flows and evolution semigroups, Longman, 1990.

Además de sus investigaciones, el profesor Gzyl ha dictado cursos en las licenciaturas y en los postgrados en las Escuelas de Física y en Matemáticas en la UCV y de matemáticas finacieras en el IESA. Fue miembro del comité fundador del Postgrado en Matemáticas de la Facultad de Ciencias de la UCV y miembro del comité fundador del Depto de Geofísica de la USB. En 1993, Henryk Gzyl recibió el Premio Nacional de Ciencias, (Área: Matemáticas) que otorgaba el extinto CONICIT.

Para Henryk Gzyl la ciencia tiene un papel muy importante en nuestra cultura.

La otra cosa que me gusta repetir y enfatizar es al papel de las ciencias en nuestra cultura. Yo defiendo casi a rajatabla que cada generación se distingue de las anteriores por la visión del mundo que tiene a través de la ciencia. De paso, siendo las matemáticas el lenguaje natural de las ciencias, los que no lo hablan (en particular ciertos filósofos) se han ido quedando atrás, dejendo un aspecto importante de la filosofía en manos de los científicos.

Henry Gzyl es otro de los talentos de origen polaco quienes desde las aulas han contribuido al desarrollo de Venezuela.

¿Y qué con el futuro?

Hemos hecho tan solo un pequeño bosquejo de los aportes realizados en el pasado por algunos científicos de orígen polaco en Venezuela. Este estudio está muy lejos de ser completo, hay muchas lagunas en nuestro conocimento sobre estos aportes que un estudio a futuro deberá completar.

En el pasado fue fundamental el apoyo de los científicos extranjeros para el desarrollo de la ciencia y tecnología en Venezuela. En ese entonces, años sesenta y setenta, Venezuela tenía una moneda fuerte y un país con instituciones democráticas. Hoy en día, mucho de lo que se construyó yace destruído. 

El futuro, dice Mario Benedetti, «Lento pero viene/el futuro se acerca/despacio/pero viene/ (…) /ya se va acercando/nunca tiene prisa/viene con proyectos/y bolsas de semillas/(…)».

Cuando venga el cambio político que ya se siente venir, «lento pero viene», tendremos que reconstruir todo y eso incluye a la ciencia y la tecnología y a sus instituciones. 

No debemos hacer las cosas igual que antes, debemos aprender del pasado. El siglo XX, hace 20 años que ya pasó. Hoy, de cara al siglo XXI, debemos hacerlo mejor.  Pero, ahora, sin moneda fuerte y con la democracia destruida, ahora que mucha gente se ha ido, y hay que formar a las nuevas generaciones, para levantar a nuestra ciencia, vamos a necesitar de mucho apoyo desde el extranjero (que, novedosamente, también incluye a nuestra diáspora).

¡Ojalá, podamos en el campo de la física y las matemáticas contar con el apoyo de Polonia. Y volver a tener entre nosotros a físicos y matemáticos de la tierra de ese otro gran científico renacentista llamado Nicolás Copernicus (1473-1543)!

NOTAS

(1) Tomado de Conversaciones. Henryk Gzyl: Premio Nacional de Ciencia 1993, Boletín Vol. I, Nº2, Año 1994.

Coloritmo

Apoyo a Proyecto VES

Proyecto VES es una iniciativa de investigación independiente que necesita de financiamiento para poder darle continuidad a las líneas de investigación para el estudio de los perfiles de vida de la migración tecno-científica venezolana.

La situación politica nacional hace que proyectos de investigación como el nuestro no cuenten con apoyo financiero de las instituciones. La situación de deterioro del entorno se ha hecho aún más profunda y, hoy en día, el país cae por un precipicio que parece no tener fondo.

Por ello, de nuevo, solicitamos tu generoso apoyo. Si deseas apoyar de nuevo al Proyecto VES y ayudarnos en nuestro empeño en investigar el aporte extranjero al desarrollo científico y tecnológico de Venezuela y a descubrir los éxitos y logros en ciencia y tecnología de la diáspora venezolana, puedes usar PayPal para hacer una donación pulsando en el botón DONATE mostrado abajo.

¡GRACIAS!

Coloritmo
VES Project is an independent research initiative that needs funding to continue researching and writing the life stories of the Venezuelan STEM migration.

If you like VES Project and want to support it, you can use PayPal to make a donation by clicking the DONATE button below. THANKS!

___________
SOBRE EL AUTOR: José G. Álvarez Cornett ( @Chegoyo en Twitter )

Miembro de COENER, del grupo “Physics and Mathematics for Biomedical Consortium“, y de la American Physical Society (APS). Representante de los Egresados ante el Consejo de Escuela de Física, Facultad de Ciencias, UCV.

JAC-minibio-pic1

@Chegoyo 2019

Filed in: Proyecto VES Tags: , , , , , , ,

2 Responses to "El talento polaco en Venezuela. El caso de los físicos y matemáticos"

  1. Elvira del Carmen Valecillos says:

    Jose me parece muy interesante tu ensayo sobre los logros de los cientificos polacos en Venezuela.

  2. Izabela Stachowicz says:

    Felicitaciones, muy interesante la revision de la presencia académica polaca en Venezuela! Saludos,
    Izabela Stachowicz
    P.S. Ya doctora desde el ano pasado con la tesis titulada “Distribución, abundancia relativa y riqueza de los mamíferos medianos y grandes en un mosaico de bosque y sabana en la Gran Sabana, Venezuela: efectos de fragmentation del hábitat, fuego y cacería”.

Leave a Reply

Submit Comment
© 7452 Chegoyo. All rights reserved. XHTML / CSS Valid.
Proudly designed by Theme Junkie.
css.php